Protocolo & Etiqueta Utiliza cookies de sesión propias, y cookies de terceros para ofrecer una mejor experiencia a nuestros usuarios. Cookies en Wikipedia Acepto

Protocolo y Etiqueta 2.0protocolo.org

-

-

Aprende a tomar el té como una 'lady'

  • Tomar un té de forma apropiada requiere conocer algunas reglas de etiqueta que nos harán parecer unas personas bien educadas
Herramientas

Autor y Fuente
  • Autor

    Traducido y adaptado por protocolo.org

  • Fuente

    Imágenes originales tomadas de: teageekery.tumblr.com

 

Juego de té clásico de porcelana
Foto  stevepb - Pixabay  Juego de té clásico de porcelana

Etiqueta moderna y buenos modales para tomar el té

   Tomar una simple taza de té es un descanso para nuestros sentidos, un bienestar para nuestra salud y es un momento estupendo para disfrutar de todo su aroma y todo su sabor. Pero, ¿sabemos cómo tomar esa taza de té? Veamos algunos sencillos consejos.

1. Cómo sujetar la taza de té

Cómo tomar la taza de té
Foto  Fuente teageekery.tumblr.com  Tomar el té

   La taza de té, la debemos sujetar con una mano (la derecha o la izquierda según seamos diestros o zurdos) y con la otra mano debemos sujetar el platillo, apoyando su base en la palma de nuestra mano.

2. Ni levantar el meñique, ni doblar la muñeca

Taza de té. No levantar el meñique
Foto  Fuente teageekery.tumblr.com  Tomar el té. Levantar el dedo meñique

   Contrariamente a lo que se piensa, o al menos, a lo que se consideraba como de muy buena educación o de ser "muy finos" tomando el té, no se levanta el dedo meñique para tomar la taza de té -ni la taza de café, ni cualquier otra-.

   Otra cosa "prohibida" cuando tomamos una taza de té es doblar la mano por la muñeca hasta ponerla en una posición cercana a los noventa grados con respecto al brazo. No es correcto. La mano se debe girar por la muñeca pero no se dobla.

3. La cucharilla en el platillo

Cucharilla de la taza de té
Foto  Fuente teageekery.tumblr.com  Cucharilla taza de té

   La cucharilla para tomar el té no debe permanecer en la taza cuando vamos a beber ni cuando está en reposo, una vez que hemos dado las vueltas suficientes para disolver el azúcar o el edulcorante. Hablando de "vueltas suficientes", es muy molesto hacer este gesto repetidas veces y de forma insistente.

4. Scones, los panecillos para tomar el té

 
Scons, panecillos para tomar con el té
Foto  Fuente teageekery.tumblr.com  Scons, panecillos para el té

   Si nos apetece tomar unos scones, panecillos para tomar el té, hay que conocer su "protocolo". Los scones no se toman con el tenedor o se parten con el cuchillo. Se trocean con las manos, en pedazos que puedan tomarse de un solo bocado. Se les puede poner encima un poco de mermelada o de nata espesa que los ingleses utilizan para estos panecillos. La mermelada, nata o cualquier otro tipo de crema se pone sobre nuestro plato no sobre el plato general donde están los panecillos.

   Los scones no se mojan en el té. Se toman con la mano como si fuese un canapé; mejor de un solo bocado.

5. No se chupan los dedos

 
Chuparse los dedos tomando el té
Foto  Fuente teageekery.tumblr.com  Tomar el té. Chuparse los dedos

   El té no se puede tomar a sorbitos de la cucharilla. La cucharilla, como hemos comentado anteriormente, solo se debe utilizar pare revolver y disolver el azúcar o quitar alguna brizna o hebra del té que haya podido caer en la taza -puede ser un trocito de un panecillo u otra pequeña partícula-.

   Cuando el té se acompaña de dulces, como tartas y bizcochos, no se debe meter el dedo en estos dulces y después llevárselo a la boca para probar su sabor. Tampoco lo debemos hacer aunque el pedazo de tarta o de bizcocho esté en nuestro plato. No se chupan los dedos. Para tomar esos dulces tenemos unos preciosos cubiertos que nuestros anfitriones habrán colocado para sus invitados. Los mismo que hacemos en la mesa debemos hacer en este caso.

6. Fuera glotonería. A  pedacitos, por favor

Comer en pedazos, tomar el té. Fuera glotonería
Foto  Fuente teageekery.tumblr.com  Tomar el té. Comer de un bocado

   Estar delante de un exquisito trozo de tarta, de un jugoso bizcocho, de un delicioso sándwich de pepino o de salmón... no quiere decir que nos dejemos llevar por nuestros impulsos más salvajes. Tomamos un pedazo de tarta o bizcocho con nuestro correspondiente cubierto -puede ser una cucharilla o un tenedor- de un tamaño adecuado para tomar de un solo bocado. Si es un sándwich, lo tomaremos a pequeños bocados masticando con suavidad y no dando otro bocado hasta no haber terminado el anterior. Nada de comer con avidez o voracidad.

Unos consejos adicionales

  1. No se toma el azúcar con la cucharilla de nuestra taza. Se toma con la cucharilla del azucarero.
  2. No se sopla la taza por muy caliente que esté el té. Se debe dejar enfriar de forma natural. Tampoco es muy apropiado, darle vueltas constantemente con la cucharilla molestando a los demás.
  3. Si se derrama un poco de té, no se vuelca el contenido de platillo en nuestra taza. Es una acción muy poco higiénica y educada.
  4. No se utilizan nuestros cubiertos para servirnos de "zonas comunes". Es decir, de platos, fuentes u otros recipientes que contengan alimentos que están a disposición de todo el mundo.
  5. No se gesticula con la cucharilla o con la taza en la mano. Mejor dejarla sobre el platillo antes de hablar o tratar de hacer algún gesto o indicación.
  6. El tiempo de reposo del té es importante para degustarlo en sus condiciones más óptimas.

   Solo nos queda disfrutar de un buen té y de una mejor compañía.

  • Alta el

    20/02/2017

    Modificado el

    22/02/2017

    Contenido ID

Seguir Navegando

Contenido Relacionado

Buscador de Protocolo más de 40.000 entradas


Contenido Relacionado

 

Comentarios

Su opinión es importante. Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Recuerde comentar es gratis, y ayudar a otras personas satisfactorio.

Citas Celebres
    • Dando gracias por agravios, negocian los hombres sabios. Anónimo.
Preguntas con Respuesta
    • He visitado una casa de gran alcurnia, y me he fijado que no dejan nunca el vino sobre la mesa. ¿Es correcto?

    • Si. Según dictan las reglas más "estrictas" de etiqueta, el vino nunca debe permanecer en la mesa después de servirlo. Se suele colocar en un carrito o mueble auxiliar, pero nunca en la mesa, aunque la mayor parte de las veces se deje por pura comodidad o necesidad al no contar con un mueble auxiliar cercano.

       

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine. Copyright © 1995-2017

Generado con contentG

Contacto

Algunos contenidos de este portal web están bajo una licencia de Creative Commons. Aviso Legal. Politica privacidad