Logo Protocolo y Etiqueta

No me gusta que al Congreso vayas con chanclas.

Vestir como cada uno quiera no siempre es posible. Al menos en el Congreso.

 

Diario Crítico - diariocritico.com.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Cuidar la imagen y mantener las buenas formas.

En restaurantes como Hockey o El club financiero de Madrid no te dejan entrar sin chaqueta ni corbata (así se esté cociendo la Cibeles). En algunos bares pijos el calcetín blanco es símbolo de Satanás y, por tanto, no te admiten el paso. En el Vaticano no entras si llevas los hombros desnudos y en las mezquitas, aunque no seas musulmana, has de taparte la cabeza y descalzarte. Y ahora, por orden de su señoría Josepepe Bono, al Congreso de los Diputados no se entra ni con chanclas ni con camisetas.

Todas estas normas anteriormente citadas pueden ser discutidas. O puede que no. Pero lo cierto es que obedecen a una serie de costumbres para mejorar la convivencia. O eso se creía cuando se hicieron. El caso es que Bono ha decidido, y yo suscribo plenamente su decisión, que no se pueda entrar de esa guisa al lugar sagrado donde reside la soberanía del pueblo español.

Y es que nos hemos relajado mucho en las costumbres y cuando nos dan un toque parece que nos cohíben en nuestra libertad. Pues no. Hay lugares para todo. Y el español, en general, es bastante incivilizado en sus poses y sus vestimentas. Les voy a dar ejemplos y seguro que me quedo corta. ¿Quién no ha comido en un chiringuito con la parentela de la mesa de al lado con el torso desnudo con todas sus lorzas al aire? Pero tápense, hombre, tápense que es muy desagradable comer paella viéndole todo su pelo en pecho a usted y toda la celulitis a su señora. Además son los que también gritan cuando hablan, son los que lucen orgullosos un patriarca que usa palillo de dientes al término de su comida y que cuando el adolescente se levanta (y no espera a los demás) el padre a gritos le grita: Joseeeeeeeee, ya que vas dile al camarero que te traiga unas gotas pal café. Cuando te has recuperado del susto, te sobresaltas de nuevo oyendo: y la cuentaaaaaa.

"Nos hemos relajado mucho en las costumbres y cuando nos dan un toque parece que nos cohíben en nuestra libertad"

Quién no ha viajado en tren, avión, o lo que sea y se ha encontrado con un compañero simpático que se descalza (es verdad que suelen ser guiris, pero patrios también hay) y te deja su olor pestilente. ¿Y qué me dicen del que hace todo el trayecto Madrid-Sevilla en el AVE, hablando a gritos por el móvil? Porque además en ese trayecto se pierde la cobertura y hay que ponerle más empeño a la conversación.

Y quién no se ha encontrado con un conocido (y digo conocido, no amigo) pesado en un restaurante que en lugar de saludarte en lontananza, se acerca y te cuenta su vida y obra. ¿Y ése con el que nos cruzamos y nos cuenta sus enfermedades con pelos y señales, incluyendo las pruebas y todos sus detalles? Pero hombre, si yo sólo te pregunté qué tal porque es una manera de hablar...

Esta vez no estoy exagerando. Hemos perdido muchas de las llamadas buenas costumbres. Ahora ya no se estudian, creo que en la materia de educación para la ciudadanía no está incluida la materia antes denominada urbanidad. Parece que ahora, o no es necesaria, o todo el mundo se las sabe a pies juntillas.

Hace poco asistí a una boda y me fijé, sólo por curiosidad, cuantas personas asistentes tenían las piernas cruzadas durante la misa. Mayoría. ¿Nadie se acuerda cuando nos enseñaban que aquello no era correcto? O hablar y hacer fotos durante la consagración. Ya de hacer la genuflexión al entrar ni hablamos pero un leve movimiento de cabeza... Y no tiene nada que ver con ser creyente, en una mezquita uno no entra con zapatos ni a pelo descubierto siendo mujer, aunque sea cristiana o atea. Son ejemplos, no me tomen al pie de la letra. Y ¿qué ha pasado con los buenos días, por favor, gracias, hasta luego?

¿Estamos también en crisis de buenas maneras? Desde luego suscribo las medidas de Bono. Di que si, Josepepe Bono.

 

contentG Stats

 

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Historia de la Etiqueta. Si algo ha hecho evolucionar al hombre, esto ha sido la educación. Desde los tiempos más remotos se conoce la existencia de pautas sociales y normas de comportamiento . Desde que el hombre está sobre la tierra siempre ha tenido

  • Imagen Protocolo

    Ya está aquí. ¡Es primavera! ¿Y eso qué significa? Flores, sol -teóricamente, claro- y ... bodas. Quizás sea por sus connotaciones románticas o porque el día es más largo, pero lo cierto es que cientos de enamorados deciden celebrar por estas fechas uno

  • Vino español

    Un "cocktail" a la española Un "vino español" hace referencia a un aperitivo o agasajo que se suele ofrecer tras una presentación de un libro , una inauguración de una exposición o un acto de similares características. Tiene una estrecha relación con

  • Reloj edificio.

    Esperar unos minutos de cortesía La famosa "puntualidad británica" no es la norma que predomina en algunos países del mundo. La falta de puntualidad tiene un componente cultural muy importante. Ahora bien, hay que tener en cuenta el contexto y las circunstancias

  • Ayuda a recoger unos papeles.

    Los españoles si son educados Cuando nuestro investigador se agachó en las escaleras del metro para ayudar a bajar una sillita de bebé, nunca pensó que otra joven que pasaba a su lado no le sujetaría la puerta inmediatamente después. Afortunadamente,

  • Mirar por encima del hombro. Creerse superior

    Mirar por encima del hombro. La arrogancia y la prepotencia como formas de marcar un liderazgo " La innovación es lo que distingue al líder de sus seguidores " dijo en una ocasión el gurú de la tecnología Steve Jobs . Pero no todo el mundo sigue esta

  • The Alliance Art Gallery in the Houston.

    Una "finissage", ¿qué tipo de evento es? Una "finissage" es, por contraposición al término "vernissage", una celebración, "picoteo" o " lunch " que se celebra al final de una exposición o de un acto cultural . Podríamos establecer una similitud con el

  • Imagen Protocolo

    4. Las reglas de cortesía de Lakoff (1973). Lakoff (1973) pretende resolver el posible enfrentamiento entre las máximas de Grice (1975) y el principio de cortesía, estableciendo dos únicas reglas de adecuación conversacional: a) sea claro, b) sea cortés.