Logo Protocolo y Etiqueta

Espere su turno. 5 consejos para guardar cola de forma correcta

Hacer cola no es una actividad que goce de muchos fans. A casi nadie le gusta hacer cola y perder el tiempo

 

Sugerencias para guardar la cola de forma correcta. Esperar nuestro turno. Cola en un supermercado
Guardar cola y esperar. Sugerencias para guardar la cola de forma correcta. Esperar nuestro turno. Cola en un supermercado

5 sugerencias para hacer cola de forma apropiada

Cómo esperar nuestro turno sin perder los buenos modales

Si hay una actividad que odien por igual los habitantes de, prácticamente, todo el mundo es la de guardar cola. Guardar cola es una cuestión de orden.

Casi todos los días tenemos que esperar a que nos toque el turno para comprar, para pagar, para que nos vea un médico, para entrar en un recinto, para tomar el autobús, etcétera. Vamos a ver como podemos hacer más llevadera la tarea de esperar nuestro turno, de guardar cola.

Consejos para no perder los buenos modales en una cola

1. Atender por orden de llegada

Atender por orden de llegada. Cómo guardar cola y esperar nuestro turno
Consejo 1 Guardar cola. Atender por orden de llegada. Cómo guardar cola y esperar nuestro turno

Una cola funciona de una manera sencilla y secuencial. Cada persona que llega se suma a la cola o fila. Y así, sucesivamente se va formando la cola. El turno queda establecido por el orden de llegada.

Si hay una máquina de tickets, sacaremos nuestro boleto. Si no hay una máquina de este tipo nos pondremos a la cola o bien 'pediremos la vez' si es necesario.

2. La otra cola siempre avanza más rápido que la nuestra

La otra cola siempre va más rápida. Cómo guardar cola y esperar nuestro turno
Consejo 2 Guardar cola. La otra cola siempre va más rápida. Cómo guardar cola y esperar nuestro turno

Cuando hacemos cola, solemos tener la percepción de que la otra cola siempre va más rápida que la nuestra. ¿Qué solemos hacer? Nos cambiamos de cola. Entonces es cuando comprobamos, que no era cierto. Consejo, no se cambie de cola salvo una evidente diferencia de personas y artículos.

3. ¡Cuidado con la caja rápida!

La caja rápida no siempre es tan rápida. Cómo guardar cola y esperar nuestro turno
Consejo 3 Guardar cola. La caja rápida no siempre es tan rápida. Cómo guardar cola y esperar nuestro turno

Está demostrado de forma científica que las cajas rápidas suelen ser un 20% más lentas que las cajas normales. Suelen presentar problemas con personas que llevan más artículos de los debidos, se suele pagar en metálico -lo que retrasa la operación con los cambios- , etcétera. Este y otros problemas similares originan muchos de los retrasos.

4. Un tiempo de espera desconocido se hace más largo

Un tiempo de espera desconocido nos hace más larga la espera. Cómo guardar cola y esperar nuestro turno
Consejo 4 Guardar cola. Un tiempo de espera desconocido nos hace más larga la espera. Cómo guardar cola y esperar nuestro turno

Cuando no sabemos cuánto vamos a tardar, el tiempo se nos hace más largo. Por eso, los nuevos estudios de mercado han querido ponerle solución a este problema. Por ejemplo, cuando llamamos a una empresa, sobre todo si contactamos con atención al cliente, nos dicen el tiempo de espera estimado. También en algunos organismos, están implantando este sistema: indicar al usuario el tiempo de espera estimado. De esta manera, el usuario utiliza ese tiempo de espera en otras tareas, en vez de pensar cuándo le va a tocar que le atiendan.

5. Cuando estamos entretenidos el tiempo pasa más rápido

Si estamos entretenidos el tiempo se no hace más corto. Cómo guardar cola y esperar nuestro turno
Consejo 5 Guardar cola. Si estamos entretenidos el tiempo se no hace más corto. Cómo guardar cola y esperar nuestro turno

Si estamos entretenidos haciendo algo, el tiempo de espera se nos hace más corto. Por eso hay establecimientos que están poniendo en práctica todo tipo de estrategias. Desde poner una pantalla de vídeo en las cajas de pago, repartir publicidad o catálogos en la cola, ofrecer un café, hacer encuestas, etcétera. Todo para tener al cliente 'entretenido' y que se le haga más corta la espera.

Resumiendo, además de un poco de paciencia, esperar nuestro turno solo es cuestión de asumir este 'mal necesario'. Cuando antes lo asimilemos, antes dejaremos de 'amargarnos' por ello.

Seguiremos esperando cuando haya que hacerlo. No rompamos la buena convivencia con pésimos comportamientos y malos modales.

 

contentG Stats

 

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado