Protocolo & Etiqueta Utiliza cookies de sesión propias, y cookies de terceros para ofrecer una mejor experiencia a nuestros usuarios. Cookies en Wikipedia Acepto

Protocolo y Etiqueta 2.0protocolo.org

-

-

Origen de la tarjeta de visita. Historia. Curiosidades. Para qué se utilizaba.

  • Podemos decir que la 'tarjeta de visita' era el acuse de recibo de que la visita se había realizado.

Herramientas

Reproductor VOZ

  • VOZ Voz 


 

La práctica social de realizar visitas, tan en desuso en la actualidad, era una cuestión de educación para aquellas personas que deseaban tener una buena vida social.

Había casas en las que se establecían días y horas para recibir visitas y, algunos aún podemos recordar, como en las casas, mucho más amplias que las actuales, se tenían dos salones: el de diario y el de recibir las visitas.

Pero, ¿qué ocurría cuando se iba de visita y no se encontraba a los dueños de la casa? Aquí entra en juego la famosa "tarjeta de visita". Si en la casa no estaban los señores, entonces se dejaba la "tarjeta de visita" al servicio, como muestra de que se había pasado por el domicilio y se daba por cumplida la visita. Y de esta práctica nació el término de la "tarjeta de visita".

Podemos decir que la "tarjeta de visita" era el acuse de recibo de que la visita se había realizado, con lo que se había cubierto el compromiso social. Ahora los señores de la casa estaban en la obligación de tener que devolver la visita.

Desde el siglo XIX la costumbre social de visitar a parientes y amigos, quedaba totalmente satisfecha estuviesen o no gracias a la tarjeta de visita. Pero no debemos olvidar un detalle: la tarjeta de visita siempre se entregaba al personal de servicio y nunca a los señores de la casa.

Si los señores de la casa estaban, cuando llegábamos al domicilio de éstos, el personal de servicio que nos habrían la puerta nos preguntaba de parte de quien (a quien anunciaban) y en ese momento se les daba nuestra tarjeta de visita para que se la llevasen a los señores de la casa. Por supuesto, que este paso solo se realizaba la primera vez que se iba a una casa.

En la actualidad el uso de la tarjeta de visita ha cambiado, quedando bastante reducida al ámbito comercial, aunque aún se utilizan estas tarjetas para ofrecer nuestra casa, para enviar algún tipo de regalo y otros usos similares, dado que las visitas de cumplido apenas existen. Además, actualmente, a nadie se le ocurre dejar una tarjeta de visita en la casa que va a visitar si no están los dueños de la casa.

  • Alta el

    20/09/2004

    Modificado el

    04/10/2009

    Contenido ID

Seguir Navegando

Contenido Relacionado

Buscador de Protocolo más de 40.000 entradas


Contenido Relacionado

 

Comentarios

Su opinión es importante. Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Recuerde comentar es gratis, y ayudar a otras personas satisfactorio.

Citas Celebres

    • Sermón, discurso y visita, media horita. Anónimo.

Preguntas con Respuesta

    • Mi madre ha recibido una participación a la boda del hijo de su jefe, a la que no va a asistir. ¿Debe hacer un regalo o es suficiente con una nota de disculpa?

    • Aquí, en España, es costumbre responder a una invitación de boda con un detalle o regalo. Ahora bien, el importe del mismo puede depender de la asistencia o no (así como de otros factores como: disponibilidad económica, grado de amistad con los contrayentes, etc.). Si no vamos a poder asistir, se suele enviar un pequeño detalle de moderada cuantía. En el caso de acudir a la boda, se suele enviar un regalo de mayor importe, y teniendo en cuenta el número de personas que vayan a asistir; según reza la tradición en España, de un valor, al menos, superior al importe aproximado del cubierto. (lo que popularmente se llama "cubrir el cubierto").

       

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine. Copyright © 1995-2015

Generado con contentG

Contacto

Algunos contenidos de este portal web están bajo una licencia de Creative Commons. Aviso Legal. Politica privacidad