Protocolo & Etiqueta Utiliza cookies de sesión propias, y cookies de terceros para ofrecer una mejor experiencia a nuestros usuarios. Cookies en Wikipedia Acepto

Protocolo y Etiqueta 2.0protocolo.org

-

-

Conversar. Las conversaciones

  • En la comunicación verbal, aunque es importante lo que se dice, también es muy importante cómo se dice

Herramientas

Reproductor VOZ

  • VOZ Voz 


 

Foto  Garry Knight  Conversación con un comerciante en Monmouth Street.

Tener una conversación 

   Hacer uso de la palabra en cualquier tipo de reunión social o en el ámbito del trabajo resulta sencillo para la mayoría de las personas, aunque no siempre lo hagamos de forma correcta. En algunas ocasiones hablamos sin preocuparnos demasiado por el vocabulario utilizado y por cómo decimos las cosas. Decía el Señor Carnegie en una de sus conferencias: "que la capacidad de hablar bien es el camino más corto hacia la distinción de una persona". Debemos preocuparnos de lo que decimos y de cómo lo decimos.

   Antes de hablar, hay que pensar lo que se va a decir. Algo que se dice no tiene marcha atrás (según un dicho popular no se puede recuperar: la palabra pronunciada, la flecha lanzada y la oportunidad perdida). Debemos dirigirnos a otras personas de forma educada y cordial, procurando no hablar de personas que no estén presentes (y mucho menos si es para hablar mal de ellos). Hablaremos de forma pausada, clara, sin alzar demasiado la voz. La voz es algo innato en nosotros pero educarla es solo una cuestión de disciplina.

"En una conversación hay que saber hablar y saber escuchar"

   No es lo mismo mantener una conversación entre dos personas que hablar en un grupo o corrillo. Una conversación entre dos personas suele ser más seria e incluso más personal. Una conversación en grupo suele tener un carácter más social y hablar de temas comunes de trabajo, aficiones o temas de actualidad. Aunque lo veremos más a fondo en el capítulo "temas de conversación".

   Un buen conversador no solo habla, también debe saber escuchar. Una conversación no es un monólogo. Debemos dejar hablar, aunque el tema no sea muy interesante o no seamos unos auténticos expertos en esa materia. Tampoco debemos hablar en exceso de nosotros mismos. Hay que hablar de temas que interesen a nuestros interlocutores. Si sabemos hablar y escuchar en su justa proporción crearemos un buen clima para una perfecta conversación entre todos los presentes.

Foto  Pedro Ribeiro Simões  Conversación - Calda de Rainha Portugal

   En algunas conversaciones nos podemos encontrar con gente excesivamente reservada o tímida. Lo mejor que podemos hacer es tratar de involucrarlos en la conversación, para que se sientan integrados. Evitemos que haya personas aisladas en una conversación -los llamados espacios de silencio-. La mayoría de los tímidos son grandes y prudentes conversadores, solo hay que darles una oportunidad. Procuremos tantearles un poco para conocer los temas que les resultan de mayor interés. Hagamos todo lo posible para evitar no dejar al margen a nadie en ninguna conversación.

   Las conversaciones se pueden desarrollar en distintos ambientes: entre amigos que no suelen presentar ningún problema al ser todos bien conocidos -salvo disputas futbolísticas o políticas-. De trabajo: en este tipo de conversaciones se suelen tratar temas profesionales, no dando lugar, salvo pequeños incisos, a temas o anécdotas personales. Almuerzos y cenas: dependerá mucho del tipo de celebración y de los invitados que tengamos cerca. Pero nunca se habla solamente con sus vecinos de mesa (la derecha y la izquierda). Si la mesa lo permite se hará una conversación general para todos.

   Cuidado si acudimos con nuestra pareja. No podemos conversar solamente con ella, sería una descortesía. ¿Además que pasaría si todo el mundo hiciese lo mismo? Por eso el "Protocolo" no sienta casi nunca juntas a las parejas, trata de "dividirlas" para integrarlas en el grupo -lo que se conoce como "ley del descanso matrimonial"-. Si vemos que nadie comienza la conversación podemos lanzar alguna "sonda" para averiguar cuál puede ser un buen tema a tratar (temas de conversación). En todo caso, el anfitrión deberá ser quien procure iniciar la conversación. Y si hay varios grupos hacer lo mismo en los grupos que pueda o en los que vea poco activos.

   Para ser un correcto conversador tenemos que respetar unas reglas básicas tales como: respetar las  opiniones ajenas, aunque no estemos de acuerdo con ellas. Se puede rebatir pero no descalificar. Procuremos sonreír y mostrarnos amables con todos nuestros interlocutores, mirando a todos ellos a la cara. No es correcto "violar" su intimidad con preguntas o alusiones demasiado personales. Tampoco es correcto monopolizar la conversación. Hay que escuchar a todas las personas. No hablemos de forma continua sobre nosotros mismos, de nuestros logros o de lo que tenemos, y mucho peor, no hagamos de menos a nadie. En definitiva, hay que respetar las mínimas normas de cortesía y buena educación.

  • Alta el

    15/07/2003

    Modificado el

    23/06/2016

    Contenido ID

Seguir Navegando

Contenido Relacionado

Buscador de Protocolo más de 40.000 entradas


Contenido Relacionado

 

Comentarios

Su opinión es importante. Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Recuerde comentar es gratis, y ayudar a otras personas satisfactorio.

Citas Celebres

    • La boca puede mentir, pero el cuerpo suele revelar la verdad. Charls Rou.

Preguntas con Respuesta

    • He visitado una casa de gran alcurnia, y me he fijado que no dejan nunca el vino sobre la mesa. ¿Es correcto?

    • Si. Según dictan las reglas más "estrictas" de etiqueta, el vino nunca debe permanecer en la mesa después de servirlo. Se suele colocar en un carrito o mueble auxiliar, pero nunca en la mesa, aunque la mayor parte de las veces se deje por pura comodidad o necesidad al no contar con un mueble auxiliar cercano.

       

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine. Copyright © 1995-2015

Generado con contentG

Contacto

Algunos contenidos de este portal web están bajo una licencia de Creative Commons. Aviso Legal. Politica privacidad