Protocolo & Etiqueta Utiliza cookies de sesión propias, y cookies de terceros para ofrecer una mejor experiencia a nuestros usuarios. Cookies en Wikipedia Acepto

Protocolo y Etiqueta 2.0protocolo.org

-

-

¿Cómo colocar a los invitados en la mesa? Presidencias y precedencias.

  • Salvo en eventos muy formales u oficiales, no es habitual asignar un sitio en particular en la mesa a nuestros invitados.

Herramientas

Reproductor VOZ

  • VOZ Voz 


 

Foto  Martha Stewart Weddings  Mesa sencilla

Cómo asignar un sitio a cada invitado.

Cuando se organiza una celebración con muchos invitados se puede establecer un orden predeterminado para evitar el desorden a la hora de sentarse a la mesa. Si hacemos una celebración muy formal es posible ser un poco más estrictos con las precedencias y las presidencias. Si es algo más familiar, como por ejemplo la celebración de una boda o una comunión, no se suele aplicar un estricto orden de precedencias tal y como se haría para una comida mucho más formal -por ejemplo, una comida de empresa con invitados importantes y/o de otros países-.

Foto  Matt Edge Wedding  Mesa celebración boda

Por regla general, podemos "sentar" a los invitados de una forma bastante aleatoria, por afinidad, por ejemplo. Si queremos utilizar algún criterio especial para las precedencias, habitualmente se aplica la precedencia por edad, es decir, primero colocaremos a las personas de mayor edad -abuelos, padres, etc.- y luego en orden descendente al resto de invitados hasta llegar a los de menor edad. Los niños pueden ser intercalados entre los padres u otras personas mayores para estar mejor "controlados".

Aplicando este orden de precedencia, es normal ver a los abuelos, a los padres, a los hijos y a los nietos agrupados en este orden.

Si celebramos alguna fecha especial en casa, como la Navidad, con personas ajenas a la familia -invitados extranjeros o parejas de nuestros hijos o nietos-, y queremos crear una mesa bastante formal, entonces podemos establecer un orden de precedencias correcto, situando a los invitados de forma alterna -por orden de edad, importancia, etc.- a los lados de los anfitriones.

Debemos aplicar el orden de precedencias debido en función de la lista de invitados que tengamos, aplicando la alternancia de hombres y mujeres, y aplicando cualquiera de los sistemas descritos en nuestras páginas sobre la colocación de comensales. También queda a decisión de los anfitriones establecer un tipo de presidencia determinado por las razones que consideren oportunas. La inglesa que vimos anteriormente o la francesa que podemos ver a continuación.

También, si quere, algunos anfitriones, sobre todo en mesas muy largas, prefieren dejar las cabeceras libres. Cada organizador decide cómo quiere disponer a sus invitados en la mesa y como asigna los espacios disponibles.

  • Alta el

    07/12/2004

    Modificado el

    07/06/2015

    Contenido ID

Seguir Navegando

Contenido Relacionado

Buscador de Protocolo más de 40.000 entradas


Contenido Relacionado

 

Comentarios

Su opinión es importante. Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Recuerde comentar es gratis, y ayudar a otras personas satisfactorio.

Citas Celebres

    • Por regla general, quien nos juzga no suele ser mucho mejor que nosotros. Anónimo.

Preguntas con Respuesta

    • ¿Es necesario cuando se viaja a un país conocer solamente su idioma?

    • No, el idioma es importante pero no es fundamental, ya que podemos contar con los servicios de un intérprete. El punto principal es conocer sus costumbres y su cultura, pues muchos negocios se han perdido por desconocer detalles básicos de sus costumbres y tradiciones. Es fundamental para establecer cualquier tipo de relación comercial tener unos ciertos conocimientos básicos sobre la cultura y costumbres del país.

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine. Copyright © 1995-2015

Generado con contentG

Contacto

Algunos contenidos de este portal web están bajo una licencia de Creative Commons. Aviso Legal. Politica privacidad