Logo Protocolo y Etiqueta

Reglas básicas para asistir bien vestido a una boda

El vestuario para acudir bien vestido a una boda es uno de los temas que más interesan a los invitados

 

Boda Real británica del Príncipe Guillermo y Catalina Middleton
Boda Real Inglesa. Boda Real británica del Príncipe Guillermo y Catalina Middleton

La libertad de vestuario no está reñida con la prudencia

La etiqueta la marcan los novios

Durante todo el año hay ceremonias y celebraciones de boda, pero la primavera y el verano suelen ser las épocas preferidas por los novios para casarse. Pero, cuando recibimos una invitación de boda, además del regalo, lo primero que pensamos es qué nos vamos a poner.

¿Cómo vestirse para asistir a una boda?

Vamos a dar una serie de reglas básicas para vestir, sin que ello recorte nuestra "libertad" para escoger aquellos conjuntos que más nos gusten y favorezcan.

1. Qué pone la invitación. Es importante partir de una base. Si en la invitación ya nos piden una determinada etiqueta, hay que empezar a pensar en nuestro vestuario basado en esta premisa.

2. Dónde tiene lugar. Si la boda es una ermita o la boda es una catedral, el conjunto puede variar. Ver a las señoras con sus tacones altos moverse por una pradera húmeda para llegar a una ermita es una estampa, cuando menos, bastante graciosa.

3. A qué hora tiene lugar la ceremonia. El horario es importante por el tema de los colores y los complementos. En el caso de los hombres por el tema del chaqué o del traje. El esmoquin se suele dejar para ceremonias civiles, no religiosas. En España es considerado una prenda de fiesta no de ceremonia.

4. En qué época del año. No es lo mismo acudir a una boda que se celebra en pleno mes de agosto, que a una boda que tiene lugar a media tarde a primeros a abril. Al igual que los tacones en el campo, las caras de frio de algunos invitados por vestir con ropa de verano fresca tarde de abril es un detalle bastante curioso.

Invitados Boda Real británica del Príncipe Guillermo y Catalina Middleton
Invitados boda real británica. Invitados Boda Real británica del Príncipe Guillermo y Catalina Middleton

5. Invitado, no protagonista. Discreto y comedido. No somos las estrellas del evento. No hay que tratar de eclipsar a los novios. Los vestidos y los trajes "peculiares" o muy llamativos, mejor los dejamos para otra ocasión

6. Respeto y consideración. Una ceremonia de boda, salvo algunas excepciones, no es una entrega de premios, o un evento del mundo de espectáculo. Si hay una ceremonia religiosa, con mucha "moderación". Escotes, espaldas y hombros, transparencias, etc. Como dicen los expertos en estos temas, no hay que enseñar "demasiada piel" en estos lugares de culto.

7. Sin indicaciones. Si en la invitación no se hace referencia alguna a la etiqueta, aplicar los puntos anteriores. Cuándo, dónde, a qué hora, moderación, respeto, prudencia y un poco de sentido común. Aunque hay quien cree que las reglas están para romperlas, puede que si, pero en otro momento. No para estropear el día de la boda de tus mejores amigos; aunque no lo sean, tampoco.

Puede ser interesante ver este vídeo para ver algunos consejos adicionales.

 

 

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado