Logo Protocolo y Etiqueta

Protocolo para un día de boda (con vídeo)

La boda es uno de los acontecimientos familiares más celebrado en sociedad

 

Ramo de flores para una novia
Ramo de novia. Ramo de flores para una novia

Tengo que ir a una boda. ¡Qué me pongo! Saber estar en una boda

Cómo hay que comportarse: el invitado perfecto

La práctica habitual hasta hace algunos años, y aún hoy se sigue haciendo en muchas familias, era que los padres se encargaban de organizar e invitar a la boda de sus hijos. Eran los anfitriones de la boda. Actualmente, los propios novios suelen ser los que toman las "riendas" de su boda. Ellos son los que se encargan de organizar todos o casi todos los detalles de la misma.

El famoso " día más importante " de la vida de los novios debe organizarse con tiempo. Es aconsejable llevar a cabo de forma ordenada y coordinada todos los aspectos desde las invitaciones hasta el banquete nupcial. Cuando todo está bien organizado y planificado la probabilidad de errores o imprevistos es mínima.

Los invitados a una boda

Recibimos la invitación. Hay que decidir si vamos a poder -o a querer- asistir o no. Lo primero que debemos hacer es confirmar la asistencia o excusar nuestra presencia para ese día. Lo mejor es hacerlo cuanto antes y como mínimo un mes antes de la celebración.

Si tenemos pensado asistir a la boda debemos ir pensando qué y cómo vamos a vestir. En las invitaciones es posible que venga indicada una determinada etiqueta -dress code-. Si no es así, la normal general es: durante el día se viste de corto y por la tarde noche de largo. Los hombres apenas cambian su vestuario formal -el de etiqueta si- con el cambio de la hora del día.

Detalle floral para chaqueta de hombre
Detalle floral. Detalle floral para chaqueta de hombre

La etiqueta la "marcan" los novios

Se están poniendo muy de moda las bodas temáticas. Si en la invitación pone que hay que ir disfrazado hay que "cumplir" con las preferencias que los novios han indicado en la invitación. Si no lo queremos "cumplir" lo mejor es no asistir a esa boda, pero no es apropiado ir vestidos fuera de la etiqueta marcada.

Los dos colores no recomendados son el color blanco -salvo que la boda sea en una playa y se requiera que los invitados vistan de este color-, reservado para la novia y el color negro, utilizado en funerales y otros actos similares.

En las invitaciones, o bien de palabra, se puede indicar la preferencia para que no acudan niños.

Cubrir el cubierto

Cuando pensamos cuánto gastarnos en el regalo de boda, surge la duda ¿qué importe será el más apropiado? Se suele calcular por el número de invitados que van de una misma unidad familiar. Es decir, no es lo mismo que vaya solo una persona o una pareja, que vayan seis o más miembros de una misma familia.

El importe mínimo debería ser lo que se conoce como "cubrir el cubierto". O lo que es lo mismo, multiplicar el número de personas que asisten "bajo una misma invitación" por el precio aproximado del cubierto -lo que le cuesta a los novios cada invitado-. Por ejemplo, si van tres personas de una misma familia -un matrimonio o pareja y su hijo- y el cubierto es de ochenta euros, el regalo mínimo apropiado sería de unos doscientos cuarenta euros.

Ramo de flores de lo snovios
Ramo de flores novia. Ramo de flores de lo snovios

Puntualidad para la ceremonia y el banquete

La famosa "impuntualidad" de la novia, no la deben seguir los invitados. Hay que ser puntuales. Si vamos a asistir a la ceremonia lo mejor es llegar puntuales -incluso unos minutos antes de que empiece-. Si llegamos tarde, o bien nos quedamos fuera, o bien en la parte de atrás de la iglesia o templo. Nada de pasar por delante del resto de los invitados a media ceremonia para "hacernos notar".

Después de la ceremonia, cuando se ofrece un aperitivo, puede ser el momento ideal para ir conociendo a nuestros compañeros de mesa. Aunque los novios ya habrán tratado de colocar las mesas por afinidad y amistad-familiaridad de los invitados, es posible que haya alguna persona en nuestra mesa a la que no conocemos.

Si no nos hemos conocido en el aperitivo hay que saludar al llegar a la mesa. Presentarnos nosotros mismos, si no hay una tercera persona que nos sirva de "mediador", es una opción apropiada.

Las señoras que llevan bolsos de mano no los deberían dejar sobre la mesa. Lo mejor es ponerlos a nuestra espalda, entre la espalda y el respaldo de la silla. También se puede dejar en el guardarropa del establecimiento, e incluso hay personas que lo dejan en el suelo -no es una buen opción-.

Los hombres no deberían quitarse la chaqueta -americana- durante la comida. Cuando empieza la fiesta y el baile es cuando "supuestamente" está permitido que los hombres se puedan quitar la chaqueta -americana-. Lo mejor es permanecer con ella puesta durante toda la jornada.

Andrea Vilallonga, asesora de imagen y experta en temas de moda nos ofrece en el espacio "A punto con la 2" de RTVE una serie de útiles consejos que nos servirán para saber qué tenemos hacer y cómo vestir adecuadamente para acudir a una boda.

Ver más vídeos sobre protocolo, etiqueta y buenas maneras.

 

contentG Stats

 

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado