Logo Protocolo y Etiqueta

Despedidas de soltera. Etiqueta y organización.

Una fiesta de este tipo nunca debería sobrepasar los límites del buen gusto llegando a ser grosera y desenfrenada.

 

Chicas en una despedida de soltera.
Despedida. Chicas en una despedida de soltera.

Fiesta para una novia. Despedida de soltera.

Una despedida de soltera suele estar organizada, generalmente, por las amigas de la novia y/o sus familiares -las mismas personas que asisten a la fiesta-. En los Estados Unidos, por ejemplo, es más tradicional que la despedida la organicen las damas de honor. En cualquiera de los casos, la organización deber ser buena y bien planificada para evitar que ocurra algo que pudiera poner en peligro la boda.

La etiqueta clásica indica que nada de fiestas sorpresa. Lo mejor es consultar con la novia cual puede ser la mejor fecha para el evento, pues en esos días suele andar muy ocupada y es mejor no desbaratar su planificación. Una vez que se acuerda la fecha y la hora, si que aquí pueden venir las sorpresas. No se debe revelar el contenido de la fiesta. Siempre contando con que conocen, sus amigas o damas de honor, bastante bien los gustos de la novia. Hay que tratar de darle una buena y agradable sorpresa, no molestarla o hacerla pasar un mal rato.

Una despedida de soltera suele constar de dos apartados bastante bien definidos: una la parte de la comida y la bebida, generalmente una cena -puede ser un almuerzo o una merienda-, y otra la del espectáculo o sorpresa similar, como acudir a un local especializado en números de revista, de music hall o bien un poco más subidos de tono -el famoso "boy's striptease"-. También es posible que el espectáculo sea contratado por las amigas que organizan toda la despedida y se haga en el mismo sitio donde tiene lugar la cena.

"La despedida debe ser divertida y entretenida, pero no grosera ni chabacana"

A una despedida de soltera solo van mujeres, amigas, compañeras de trabajo, familiares e incluso, en algunos casos, puede ir hasta su madre y su suegra, aunque no sea lo más habitual.

Si hay que procurar que el espectáculo contratado no sea chabacano, grosero o de mal gusto. Hay una línea muy delgada que separa lo erótico-festivo, de lo grosero y de mal gusto. Procure no traspasar esa raya. Se puede divertir a los invitados sin ser demasiado ordinario.

Si la despedida de soltera es una o dos noches antes de la boda -mejor que sea con más antelación-, hay que procurar que no dure hasta altas horas de la madrugada y que la novia no beba demasiado. Tendrá que lucir radiante el día de su boda, y no es cuestión de estropearlo todo por una noche de juerga que se nos ha ido de las manos. Si son buenas amigas, deberán "vigilar y controlar", en cierta medida, que la novia no haga demasiados excesos que puedan poner en peligro su integridad física y su salud, o cualquier otro comportamiento que pueda repercutir en el día de su boda. Cuidado con las bromas pesadas. Una cosa es una broma y otra una gamberrada.

Una noche divertida no tiene porque ser una noche salvaje; la diversión no es proporcional al nivel de desenfreno. Ni los buenos modales suelen "casar" con los comportamientos desenfrenados y poco civilizados. No hay que dejarse llevar por la parte más "salvaje" del grupo y hay que tratar de divertirse con cierta mesura y sentido común.

Hacer un regalo no es algo tradicional en una fiesta de este tipo, salvo cuando son obsequios de "broma" o algún detalle similar.

 

contentG Stats

 

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado