Protocolo & Etiqueta Utiliza cookies de sesión propias, y cookies de terceros para ofrecer una mejor experiencia a nuestros usuarios. Cookies en Wikipedia Acepto

Protocolo y Etiqueta 2.0protocolo.org

-

-

La prueba del vecino. Mejorar las relaciones familiares y vecinales

  • La 'prueba del vecino' es una prueba infalible que logra, en casi todos los casos, que los conflictos familiares desaparezcan al instante
Herramientas

Autor y Fuente
  • Fuente

    RTVE - Para todos la 2.

 

Foto  RTVE - Para todos la 2  Relaciones familiares y vecinales

Cómo mejorar las relaciones familiares y vecinales 

   ¿Cómo es el clima emocional de tu hogar? La vida familiar debe transcurrir en paz y armonía. La convivencia supone aprender a ceder y saber comprender. Una herramienta para convivir mejor es dominar la técnica del autocontrol.

Los amigos los escogemos, pero la familia nos viene "impuesta"

¿Cómo mejorar el clima familiar?

   Las emociones que se viven en el ambiente familiar repercuten en nuestra vida diaria. Nos ayudan a tener una mejor convivencia y unas mejores relaciones.

   Elsa Punset nos propone la "prueba del vecino". Es un "experimento" infalible que logra, en casi todos los casos, que los conflictos familiares desaparezcan al instante. Todo se calma de repente.

 

La prueba del vecino

   Vamos a imaginar que todos en casa se están peleando. Rencillas, gritos, discusiones... las tensiones son muy fuertes. Pero de repente, alguien llama a la puerta: es el vecino. De repente, todo se calma y cesan las discusiones y los gritos. Ordenamos todo un poco, le invitamos a pasar y le ofrecemos algo para tomar. Charlamos y nos tranquilizamos.

¿Qué pasa cuando el vecino se marcha?

  Pueden ocurrir dos cosas:

   1. Que volvamos a la situación anterior, peleas, gritos, discusiones...

   2. O bien podemos volver a nuestras actividades con tranquilidad.

   ¿Por qué necesitamos un vecino para ejercitar nuestro autocontrol? se pregunta Maurice Elías. Todos tenemos las herramientas para ejercitar este autocontrol.

Hagamos la prueba del vecino

   Una prueba sencilla y reveladora. ¿Somos capaces de comportarnos con nuestros hijos y con nuestra pareja un día entero como si el vecino nos estuviese escuchando? ¿Somos capaces de no decirles nada que nuestro vecino no pudiese escuchar?

   Hay personas a las que les resulta muy difícil. Hay que intentarlo, resulta muy beneficioso. Y luego tratar de repetirlo cada semana. Es una forma de encontrar un equilibrio emocional.

   Las personas que nos rodean necesitan que se les hable de forma respetuosa y cariñosa, y sin dejar que se nos "escapen" palabras de desaliento y dureza que se nos cuelan a diario por el estrés o por la tensión.

¿Qué logramos con la prueba del vecino?

   Que sepan que las personas que nos rodean nuestros padres, nuestra pareja, nuestros hijos, etc. nos quieren de verdad, nos aprecian. Que somos así y que no hace que falte que esté presente el vecino para comportarnos como personas correctas y equilibradas.

   Esta misma prueba se puede aplicar no solo en el ámbito familiar sino también en el entorno laboral o profesional. Una visita puede ser el "bálsamo" que necesita una situación tensa.

 

   La investigadora y experta en inteligencia emocional Elsa Punset nos explica cómo podemos mejorar nuestras relaciones familiares. El programa de RTVE "Para todos la 2" nos ofrece este espacio para mejorar nuestra vida y nuestras relaciones con la familia.

Ver más vídeos sobre protocolo, etiqueta y buenas maneras.

  • Alta el

    17/11/2015

    Modificado el

    14/07/2017

    Contenido ID

Contenido Relacionado
Seguir Navegando

Contenido Relacionado

Buscador de Protocolo más de 40.000 entradas


 

Comentarios

Su opinión es importante. Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Recuerde comentar es gratis, y ayudar a otras personas satisfactorio.

Citas Celebres
    • Entre el honor y el dinero, lo segundo suele ser lo primero. Anónimo.
Preguntas con Respuesta
    • Desconozco si es usada en España, pero acá en Chile algunas personas acostumbran a utilizar la expresión buen provecho o que aproveche.

    • Aunque en los libros de Protocolo, se indica que no es una costumbre bien vista, y que no debe decirse, está tan extendida, que se sigue haciendo con mucha frecuencia. La expresión no es bien considerada, al tener su origen en los "eructos" que los lactantes emitían al terminar de mamar, y al que se le conocía como "buen provecho" o "provechines" en algunas zonas. Es generalmente bien admitido, aunque tenga sus detractores.
       

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine. Copyright © 1995-2017

Generado con contentG

Contacto

Algunos contenidos de este portal web están bajo una licencia de Creative Commons. Aviso Legal. Politica privacidad