Logo Protocolo y Etiqueta

La comunicación en el entorno urbano y en el rural

Comunicarse con otras personas suele ser bastante común, pero el entorno puede hacer que esta comunicación tenga sus diferencias

 

La comunicación en el entorno urbano y en el rural.
Teresa Baró. La comunicación en el entorno urbano y en el rural.

Entorno urbano o rural: la comunicación y el contexto

La forma de comunicarse varía dependiendo del entorno donde tenga lugar esa comunicación. El modelo urbano está más sobrevalorado que el rural. Las mayores diferencias que se dan están en el tiempo y el espacio.

Las diferencias de estilo de vida entre el campo y la ciudad son cada vez menores. El modelo urbano se hace cada vez más apetecible frente al modelo rural, sobre todo desde los mensajes que nos envían los medios de comunicación.

Estilo urbano y estilo rural

Los ritmos de vida suelen marcar una gran diferencia en la forma de comportarse y de comunicarse con los demás. La densidad de población es muy diferente en el medio rural que en el medio urbano y eso 'marca' de forma importante la forma de comunicarse y relacionarse con los demás.

Las formas de comunicarse en el entorno rural suelen ser más cálidas y cercanas. En la ciudad las formas de comunicarse se han hecho "menos humanas" y más distantes -en algunos casos, incluso, se quiere llegar a la "invisibilidad", a querer pasar desapercibidos-. Incluso, hay personas que sienten incómodas con esta 'presión' que la ciudad ejerce sobre ellos por la gran cantidad de gente que transita cada día por sus calles.

La comunicación en el entorno rural y el urbano. Calle comercial llena de gente
Comunicación entorno urbano. La comunicación en el entorno rural y el urbano. Calle comercial llena de gente

Las distancias en la ciudad son otro de los factores que marcan una notable diferencia entre el entorno rural y el entorno urbano. Salvo que vivamos en una ciudad pequeña, la mayoría de los desplazamientos no se hacen a pie, por lo que pasamos mucho tiempo en el transporte público o particular, lo cual suele generar mucho estrés. Esta tensión tiene una clara incidencia en nuestros modales y en nuestra forma de comportarnos. Se reducen, de forma muy apreciable las cortesías, la amabilidad y los gestos de atención hacia los demás por culpa de ese ritmo de vida acelerado y controlado por la escasez de tiempo.

En el entorno rural, ocurre prácticamente todo lo contrario, porque el tiempo disponible es mayor gracias a un modelo de vida más cercano y relajado. Se saludan por la calle -cosa en la ciudad sería totalmente imposible-, se ofrecen para cualquier ayuda o favor, se interesan por sus vecinos... se interactúa más con las personas. También el modelo rural, poco a poco, empieza a sufrir cambios que están modificando este tipo de comportamientos, sobre todo entre los más jóvenes.

Teresa Baró, experta en comunicación no verbal y colaboradora del programa de RTVE "Para todos la 2", nos explica las diferencias de comunicación en ambos entornos, el rural y el urbano.

Ver más vídeos sobre protocolo, etiqueta y buenas maneras.

 

contentG Stats

 

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado