Logo Protocolo y Etiqueta

Dejarnos llevar por las presiones sociales

Nuestro propio entorno, amigos y familia, nos presionan para hacer cosas que "socialmente" son consideradas convenientes

 

Dejarnos llevar por las presiones sociales
Dejarnos llevar por las presiones sociales. Dejarnos llevar por las presiones sociales

Cómo dejar de hacer lo que dicen que debemos hacer

Cada día vemos en los medios de comunicación noticias que nos informan sobre la vida saludable, sobre qué es lo que se lleva a la hora de vestir, sobre cómo celebrar nuestra boda, etc. Pero no solo los medios de comunicación nos "presionan" también nuestro propio entorno, amigos y familia, nos presionan para hacer cosas que "socialmente" son consideradas convenientes.

Se está imponiendo el tratar de que seamos felices todo el día. Es totalmente imposible ser feliz veinticuatro horas al día y esta imposición nos puede llegar a hacer sentirnos mal, a sentirnos frustrados por no conseguirlo.

Son tantas las informaciones e "imposiciones" que recibimos que las consecuencias las saben bien los profesionales de la salud. Se producen patologías de todo tipo, como por ejemplo la potomanía -necesidad de beber agua de forma continua porque nos dicen que el agua depura-, la ortorexia -aquellas personas que solo comen cosas que son consideradas sanas-, etc.

Este tipo de "presiones" suelen ser excluyentes. Es decir, si no hago todo esto que me dicen ya no puede pertenecer al grupo. Si no visto de tal manera, si no tengo la figura "tipo", si no practico tal deporte, etc. me voy a quedar al margen de la sociedad. Mentira. No tenemos por qué ser todos iguales.

Claves para que nos dejen vivir en paz

1. Escucha pero no claudiques

Escuchar es una forma de aprender. La información nos puede aportar conocimiento. Lo que no quiere decir que tengamos que hacer lo que los demás nos dicen. Pero si es posible que cambiemos algunas cosas si nos parecen razonables o buenas para nuestra vida.

2. Pide un tiempo cuando no lo tengas claro

Cuando nos presionan nuestros amigos, nuestros padres, nuestra pareja, etc. es bueno tomarse un tiempo para pensar si nos conviene o nos aporta algo positivo el hacer tal o cual cosa. No hay que decir sí a la gente por quedar bien.

3. Haz las cosas por convencimiento

Tenemos que hacer las cosas porque estamos convencidos de obtener algo positivo de esta actividad. Si lo hacemos por quedar bien o por no decir que no, seguramente nos causará un mayor perjuicio que un beneficio.

4. La única aprobación que necesitas es la tuya

No hay que hacer las cosas por quedar bien con los demás. No necesitamos la aprobación de los demás para hacer la mayoría de las cosas que nos gustan.

5. Di no y rechaza con educación y amabilidad

Es bueno aprender a decir que no. Ese amigo que nos propone ir a correr con él todas las mañanas cuando a nosotros no nos gusta madrugar. Hay que decir que no. Hacer esa dieta que le funciona a nuestra pareja o a un familiar sabiendo que a nosotros no nos gusta tomar muchos de alimentos incluidos en esa dieta. Hay que decir que no.

6. No te justifiques

En algunas ocasiones nos sentimos culpables por no decir que no. Y esto nos lleva a buscar argumentos y justificaciones para razonar esa negativa a hacer una determinada cosa. En la mayoría de las ocasiones no es necesario buscar argumentos que la otra parte no va a querer escuchar.

7. Elige tus prioridades y tenlas claras

Es importante saber en la vida qué es lo que queremos y tener nuestras prioridades. Generalmente, estas prioridades no serán las mismas que las de nuestros amigos, familia, etc. pero es bueno, no todos tenemos las mismas prioridades y esa diversidad es buena.

8. Tomar tus decisiones no tiene que estar relacionado con el amor

Hay que evitar los chantajes emocionales. No es una cuestión de, o haces esto o te dejo de querer. No. No debemos dejar que este tipo de coacciones o amenazas nos hagan tomar la decisión equivocada.

9. Aceptar que puedes equivocarte

Cuando tomamos alguna decisión podemos equivocarnos. Tenemos que saber que no siempre nuestras decisiones van a ser acertadas, pero han sido nuestras decisiones no las de los demás.

10. Utiliza la técnica del disco rayado si te insisten

Repetir una y otra vez la misma frase, sin dar ninguna otra explicación. Si utilizamos algún tipo de argumento nos pueden tratar de rebatirlo. Si no damos ninguno, les quitamos esa posibilidad.

Patricia Ramírez Loeffler, psicóloga y colaboradora habitual del programa de RTVE "A punto con la 2" nos va a dar algunas claves para poder evitar o soportar mejor esas presiones sociales que a todos nos "amenazan".

Ver más vídeos sobre protocolo, etiqueta y buenas maneras.

 

contentG Stats

 

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado