Logo Protocolo y Etiqueta

Entrevista a Josu Alberdi, Director de Protocolo del Ayuntamiento de Vitoria.

Vinculado al mundo de las relaciones públicas desde 1987, Josu Alberdi (Mondragón, 1950) fue fichado en 1999 por el alcalde de Vitoria.

 

El Pais - País Vasco . elpais.es.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Lo mejor muchas veces es olvidar el protocolo estricto.

Vinculado al mundo de las relaciones públicas desde 1987, Josu Alberdi (Mondragón, 1950) fue fichado en 1999 por el entonces alcalde de Vitoria, el popular Alfonso Alonso. Medalla al mérito en protocolo y ceremonial, destaca la importancia de su trabajo, pero también estima que "la gente se sabe comportar mucho mejor de lo que algunos estiman. Al final, los problemas son menores".

Josu Alberdi Aguirrebeitia mantuvo ayer el tipo con la elegancia natural que le caracteriza mientras iba atendiendo hasta el último detalle en la recepción anual que organiza el Ayuntamiento de Vitoria con motivo del día grande de las fiestas de La Blanca. Este especialista en protocolo, quien llegó al consistorio de la mano del anterior alcalde, el popular Alfonso Alonso, se preocupa por que nadie se sienta incómodo en estos actos multitudinarios, en los que coinciden políticos de muy diversas tendencias y representantes institucionales de toda índole.

En la recepción municipal de cada 5 de agosto, sólo se echa en falta la asistencia del obispo, Miguel Asurmendi.

- Pero está invitado, por supuesto, sólo que declina la asistencia por razones personales. El alcalde, Patxi Lazcoz, procura que acuda una representación de toda la sociedad vitoriana en todos los ámbitos, empresarial, artístico, deportivo,... aunque, por supuesto domina la política.

¿Se nota el color del gobierno municipal?

- Es inevitable, porque hay un pequeño apartado de invitaciones personales que, evidentemente, está marcado por la militancia política del alcalde.

Este año, la recepción se ha trasladado hasta el centro Ataria, un moderno complejo de observación ornitológica en el humedal de Salburua.

- Fue una sugerencia personal del alcalde, quien me pidió que buscara si podía ser posible, dentro del impulso que quiere dar el Ayuntamiento a la política medioambiental, trasladarnos hasta este espacio. A la vista de la asistencia, y a pesar del calor, la experiencia ha resultado satisfactoria.

La palabra "protocolo" a veces hasta intimida, pero luego los actos oficiales discurren con una relativa normalidad. No aparece el famoso "corsé".

- La procesión va por dentro del organizador, no cabe duda, pero se trata de que la gente esté lo más a gusto posible, que no haya fricciones, para lo que lo mejor muchas veces pasa por olvidarse del protocolo estricto.

¿Un experto en relaciones públicas nace o se va haciendo con su labor?

- El protocolo no es sólo una serie de conocimientos que se adquieren por el estudio; hay que valer, tener lo que se llama mano izquierda, cierto estilo innato para relacionarse y saber estar. Como quien nace para jugar al fútbol o para interpretar música.

¿Hasta qué punto resulta imprescindible todo ese código de comportamiento público?

- La gente muchas veces vincula el protocolo a la aristocracia, pero ya se ha confirmado que resulta imprescindible en cualquier ámbito de relaciones y las empresas privadas contratan con mayor frecuencia este tipo de servicios.

 

contentG Stats

 

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado