Logo Protocolo y Etiqueta

Ceder la derecha, cuestión de educación

Allá por el año mil setecientos y pico se empezaban a construir en Madrid las primeras aceras, pues anteriormente a estas obras era todo calzada

 

Calle comercial - Ceder el paso
Calle comercial. Calle comercial - Ceder el paso

¿Quién cede el paso? Anécdota

De las muchas anécdotas que se dan en los más diversos ámbitos sociales esta destaca por su sencillez y, a la vez, efectividad.

Allá por el año mil setecientos y pico se empezaban a construir en Madrid las primeras aceras, pues anteriormente a estas obras era todo calzada. Pero surgió el problema de que esta nueva construcción era un poco estrecha para los viandantes acostumbrados a caminar y pasear con amplitud.

Surgía el planteamiento, nuevo, del encontronazo. ¿Quién cedía el paso en el caso de encontrarse varias personas en una acera y circulando en direcciones opuestas? ¿Cedía el de la derecha o el de la izquierda?

Esta cuestión preocupaba tanto al Corregidor de la Villa de Madrid, el Marqués de Vadillo, que decidió hacer una consulta al Rey Carlos III, con la intención de publicar un bando haciendo referencia a tal cuestión y dando solución a este tema.

Calle comercial - Ceder el paso
Calle comercial - Ceder el paso. Calle comercial - Ceder el paso

Hecha la consulta, el Rey le contestó lo siguiente: "Publica que debe ceder la acera el que tenga mejor educación". Esta ingeniosa respuesta encierra mucha sabiduría. Es aplicable a muchas situaciones diarias que tienen que ver con un "encontronazo" en una acera cualquiera de una ciudad.

En muchas ocasiones nos obstinamos en hacer algo que no nos corresponde, o en ubicarnos en algún lugar determinado, obviando que esta obstinación puede ser un detalle que "hable" sobre nuestra educación. A los hechos nos remitimos, pues casi todos conocemos situaciones de este tipo (y más aún, las personas que se dedican al mundo del protocolo y las relaciones públicas).

Hay ocasiones, y no son pocas, en las que se demuestra que tener una alta posición social o un buen cargo, no significa tener una buena educación. Ceder, también puede ser una muestra de buena educación.

 

contentG Stats

 

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Restaurante Madonna Inn.

    El buen gusto, ¿una cuestión personal? El "buen gusto" como norma equivale a una amonestación para que neguemos nuestro sincero gusto y lo sustituyamos por otro que no es el nuestro, pero es "bueno". José Ortega y Gasset. El buen gusto es arte está en

  • Traje caballero

    ¿Por qué abrocha del lado derecho la ropa de hombre? ¿No se ha fijado en este detalle? Pues haga la prueba. Mire su camisa, su chaqueta, su americana... que viste en este momento. ¿En qué lado tiene los botones? Podrá comprobar que abrocha del lado derecho

  • Imagen Protocolo

    Anécdota que cuenta Pedro Subijana sobre los 25 años de su Restaurante Akelarre. Sí, al poco tiempo de hacer realidad esa maravillosa cocina en la que tanto había soñado y que yo mismo había ido diseñando durante años, el lehendakari me encargó una cena

  • Imagen Protocolo

    La cortesía y el saber hacer de Don Manuel Fraga Iribarne. En cierta ocasión don Juan Carlos I debía cerrar un acto en Santiago y cuando estaba finalizando su discurso cayó en la cuenta de que, por un error de protocolo, el presidente de la Xunta no había

  • Ascensores de un hotel.

    Etiqueta para la vida diaria El libro The Amy Vanderbilt " Complete Book of Etiquette " es considerado la Biblia de la urbanidad moderna . Fue escrito por Amy Vanderbilt, una señora de familia rica y educación internacional, y publicado por primera vez

  • Reina Mariana de Austria.

    Después de enviudar de Isabel de Borbón y para asegurarse un descendiente varón, el rey Felipe IV se casó con su sobrina, Mariana de Austria , que tenía quince años de edad. Aunque procedía de la corte de Viena, la reina encontró la etiqueta llamada austriaca

  • House of Commons, Reino Unido, en el Palacio de Westminster.

    La Cámara de los Comunes: ponerse el sombrero El uso del sombrero , no es demasiado conocido, debido, en gran medida, a que en la actualidad es un complemento del vestuario de poco uso. La norma más conocida es la de quitarse el sombrero dentro de los

  • Alfonso XIII vestido de uniforme.

    El mal trago de Alfonso XIII. Aunque nosotros conocíamos esta anécdota relacionada con otro Rey, vamos a reproducirla tal y como la cuenta José Antonio de Urbina. " En el transcurso de un almuerzo oficial , uno de los invitados que no había visto un lavafrutas