Logo Protocolo y Etiqueta

Carta a Letizia.

CARTA ABIERTA a SAR la princesa de Asturias doña Letizia Ortiz, que le ha sido remitida oportunamente, por correo ordinario, al Palacio de la Zarzuela, en fecha abril de 2012.

 

Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Carta a Letizia (Nota 1).

Señora:

No soy monárquico. Es más, no creo que haya que ser monárquico, que sea necesario serlo, para querer que en España haya una Monarquía parlamentaria.

República es y viene del latín, de "res publica", cosa pública, la cosa pública, los asuntos públicos. Hoy sólo se puede ser republicano, -en tanto que preocupado por los asuntos públicos o de la república- y demócrata, en tanto que debe ser la ciudadanía la que se autogobierna a distintos niveles, de pueblo, villa, Entidad Local Menor, municipio, comarca, provincia, región y Nacion o sea de Estado. Y aún de la UE (Nota 2).

Lo último que se sabe hoy es que ayer 18-04-2012, el Rey pidió disculpas y dijo "que no volvería a ocurrir". Me refiero a la cacería en un país de África.

Está muy bien, y para mí -y para muchos, creo-, es más que suficiente. Claro que si se hubiera sabido previamente que el viaje era "también" de negocios internacionales, y por y para el bien de España, nada de esto hubiera ocurrido. Y me refiero, claro está, al malestar de Pueblo.

La Monarquía en los últimos tiempos se esta alejando del Pueblo español.

Lo dicen las encuestas y las no encuestas, y lo reiteran los medios.

¡Cuidado con los medios!, que muchos de ellos son "monstruos" "ogros" "bestias negras" -por cierto: algunos en manos de extranjeros- en tanto en cuanto obedecen a la lógica capitalista -y de capitalismo salvaje, en ocasiones- y como Empresas de Inversión y Beneficios que están atentos ante todo a la Cuenta de Resultados, a la Caja, más que a la ética periodística, el bien de la Nación, a la moralidad pública y el bienestar del pueblo y sus reyes.

¡Cuidado!

La Monarquía, al parecer, en los últimos tiempos se está alejando del Pueblo español.

Falta contacto directo con el pueblo español, -somos 17 comunidades autónomas y 50 provincias más Ceuta y Melilla-, porque no se trata tanto de viajar mucho a Barcelona a ver a "La Vanguardia", los empresarios, el Círculo de Economía, el Puerto de Barcelona, etc.: siempre los ricos, los influyentes, los poderosos.

Pero al final, el último de los ciudadanos españoles de Las Hurdes o de la Cabrera leonesa, o de los Ancares o de los pueblecitos de las cabeceras de los ríos Esla, Cea, Porma o Carrión o de los pueblecitos de Asturias, Huesca, Huelva, las Alpujarras granadinas o de Canarias, tienen cada uno un voto, igual que el multimillonario, el poderoso, el aparentemente influyente, el director de La Vanguardia, o el más rico de los empresarios catalanes que van al Liceo.

Hay que volver a contactar con el pueblo de España. Empezando en los pueblos, villas y ciudades más pequeñas. Viajando por ellos.

Felipe, su esposo, se juega mucho y su hija y heredera -cuando cambie la Constitución o Ley sucesoria- también. Pero creo que España como Nación se juega más todavía. Hablo como ciudadano. La historia así lo corrobora.

No soy nadie para dar consejos a su AR, pero sí para hacer sugerencias, propuestas, reflexiones en voz alta. "La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan" -todos- "los poderes del Estado" (Artículo.1.2 de la Constitución Española).

Y es esto lo que me atrevo a sugerir:

Un Programa, una Amplia Agenda de Viajes por España es lo que me parecería mejor en esta hora. Empezando por los pueblos pequeños. Durante el año, los Príncipes, y en tiempo de vacaciones escolares acompañados de la hija mayor y Heredera (cuando cambie la Ley) la Infanta Leonor.

Tuve la suerte, privilegio, de poder estrechar (tras larga espera) la mano de la Princesa LETIZIA una vez y dos veces las manos del Príncipe de Asturias, y digo las manos en plural, dado que Felipe una vez me tendió la suya derecha y la otra la suya izquierda, en Barcelona, en La Rambla, a la salida del Liceo. Fuera del Liceo, por supuesto. Somos pueblo.

Este mismo privilegio yo lo reclamo hoy ante Vos para el 90 por ciento y aún para el cien por cien de los españoles sencillos de los pueblos, villas y pedanías de España.

Empezando por los municipios de menos de 5.000 habitantes,- pueblo a pueblo, municipio a municipio- todos, de cada provincia española, siguiendo por los de menos de 10.000 de 15.000 de 20,000. Que todos los españoles y las españolas tengan la oportunidad del contacto directo con los Príncipes, futuros Reyes de España. Empezar en Asturias, seguir por León y provincia, Navarra, Huesca y Gerona, me parece sería lo adecuado.

Fue importante ese contacto para mí y los que me acompañaban (se matizan muchas ideas, se suavizan muchas críticas, se comprende mucho mejor a los príncipes... y su difícil misión pública...). Yo quiero eso mismo para los españoles del pueblo. A ser posible, para todos.

Nadie puede dormirse en los laureles. Y los adversarios son bastantes y poderosos.

El contacto directo con la ciudadanía: los partidos políticos lo hacen, los líderes del deporte se mezclan con el pueblo llano; hasta los ricos y empresarios por medio de sus anuncios pagados, y los famosos por medio de los espacios gratuitos o no que las TV, incluso las públicas, que se los ofrecen muy generosamente.

La Corona en España me parece que no tiene medios propios para dar su Imagen Pública. Los Príncipes, tampoco. Sólo los viajes por España pueden compensar todo eso, toda esa carencia. Deberían hacerlos, pronto y bien.

Una buena Agenda, constante, ininterrumpida hasta el día "D", de la futura coronación de don Felipe de Borbón y Grecia como rey de España, Felipe VI.

Como decía, la Corona se juega mucho. Pero España, mucho más.

No soy monárquico reitero. Es más, insisto, no creo que haya que ser monárquico, que sea necesario serlo para querer que en España haya una Monarquía parlamentaria. Nunca he gritado "Viva el rey" en estos casi 37 años. Hoy deseo, a mis plenamente lúcidos 60 años, poder ver un día como jefe del Estado y Rey de España a S.A.R. el Príncipe Felipe.

Y poder yo gritar ¡Viva el Rey!, ¡Viva Felipe VI de España!

Todo lo que expreso en esta carta, Alteza, tiene por único objeto crear las condiciones óptimas para cuando ese momento tenga que llegar y, con la ayuda de Dios, llegue. Reconozco ser un poco egoísta: tengo 60 años, ya lo he dicho, no soy precisamente un "hombre de derechas", y aspiro a no morirme sin antes haber tenido la oportunidad y de poder y de haber gritado ¡Viva el Rey!, ¡Viva Felipe VI de España!

Por eso le escribo.

Y por supuesto, también en la confianza de que habiendo nacido S.A.R. en Asturias y yo en un pueblo de la Provincia de León, aquella zona de Influencia cántabra y astur, seré bien entendido. Bien interpretado.

Nada más.

Atentamente.

Barcelona, 19--23 de abril de 2012.

EDUARDO DE PRADO ÁLVAREZ.

Nota 1.

Princesa Letizia Ortiz.

Príncipe de Asturias es el principal de los títulos que ostenta el heredero de la Corona Española. En la actualidad su titular es Felipe de Borbón y Grecia. Regulados por Real Decreto desde 1977, los títulos históricos de los herederos de los diferentes reinos hispanos son:

  • Príncipe de Asturias, como heredero de los Reinos de Castilla y de León, con origen en 1388.
  • Príncipe de Gerona, como heredero del Reino de Aragón, con origen en 1351 (como Duque de Gerona y desde 1416 como Príncipe de Gerona.)
  • Príncipe de Viana, como heredero del Reino de Navarra, con origen en 1424.
  • Duque de Montblanc, como heredero del Principado de Cataluña, con origen en 1387.
  • Conde de Cervera, como heredero del Reino de Valencia, con origen en 1351.
  • Señor de Balaguer, como heredero del Reino de Mallorca, con origen en 1413.

Además por medio de la fundación homónima, cuya presidencia ostenta, se entregan anualmente los prestigiosos Premios Príncipe de Asturias en un solemne acto en Oviedo, capital del Principado de Asturias.

Nota 2.

Res publica en la Antigua Roma.

Ya en la Antigua Roma Res publica era un concepto con distintos significados o connotaciones.
"Propiedad pública".

En el Derecho romano Res publica se refiere normalmente a una cosa que no es considerada propiedad privada , sino que es de uso público, como por ejemplo un puente o una calle.
"El Estado".

Juntando todo lo que es de interés público se llega a la connotación de que res publica en general significa Estado. Para los romanos esto equivalía también al Imperio romano en su conjunto y todos sus intereses (independientemente de su forma de gobierno, ya fuera una república o un reino imperial).

"La República (romana)".

Los autores romanos también podían usar esta palabra res publica refiriéndose a la época en que Roma era gobernada como una república, esto es la época entre el Reino Romano y el Imperio romano. Así pues en este caso res publica sí distingue la forma de gobierno y se refiere generalmente a la República Romana.

"Política" u "Organización estatal" u "Gobierno".

Res publica puede también tener un significado más genérico y referirse a la política y sus actividades en general o al sistema de gobierno estatal. En este sentido res publica traducía el concepto griego poplítea que originalmente significaba la organización estatal de una ciudad-estado en la Antigua Grecia, aunque era también un concepto complejo en matices). Tomado de Internet. Wikipedia.

 

contentG Stats

 

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Sr. Director: La pasada semana en el marco incomparable del edificio histórico de la universidad de Oviedo, tuvo lugar el III Módulo del VII Curso de Especialista en Protocolo y Ceremonial del Estado e Internacional, que se imparte entre dicha Universidad

  • Imagen Protocolo

    Saludos, el motivo de este e-mail es hablar de doña Bárbara de Senillosa. Estos días he comprado sus libros de la mala educación y también el de la buena. Estoy terminando de leer el de la mala. Y estoy disfrutando mucho, como lo de ese político que

  • Imagen Protocolo

    Los ciudadanos japoneses, educados y cívicos. Incrédulos y anonadados, los occidentales contemplamos boquiabiertos las muestras de solidaridad, compasión, afecto y sincero respeto que los ciudadanos japoneses se dedican unos a otros en pleno infierno,

  • Imagen Protocolo

    Criminalizar la cortesía. Lo primero, un sonoro aplauso para todos aquellos que promueven la igualdad de derechos y deberes entre hombres y mujeres , y un estridente pitido para los que quieren meter en el mismo saco las deplorables actitudes machistas

  • Imagen Protocolo

    Estimado Sr. Director: Antes de nada agradecerle la oportunidad que desde su página Protocolo & Etiqueta nos da para estar en contacto con personas, que como yo nos gusta el mundo del protocolo, nos hemos formado en él y nos gustaría que pudiera convertirse

  • Imagen Protocolo

    A la atención de cartas al Director. Protocolo y Etiqueta. Estimado Señor Sieiro: Permítame unas pocas palabras acerca del estilo. Creo que no es usted la persona más indicada para hablar sobre el tema, y seguramente, yo tampoco, pero no puedo reprimirme

  • Imagen Protocolo

    Hay una clase de enemigos contumaces, profesionales, que terminan saliéndole a cualquiera que aparezca en público con su rostro o su firma . Internet, sobre todo, con la facilidad que ofrece para el escupitajo de bilis, el insulto y la calumnia desde

  • Imagen Protocolo

    Formar profesionales del protocolo. El protocolo en todos y cada uno de los ámbitos que trata y que le incumben, ha de ser lo más práctico y útil posible , siempre dentro de los parámetros que marcan las costumbres y tradiciones inveteradas. Me he animado