Logo Protocolo y Etiqueta

Los subordinados. Comportamiento en la empresa. Jefes y compañeros.

Descripción general sobre el trato con los subordinados.

 

Empleados en una oficina.
Empleados. Empleados en una oficina.

Las relaciones con empleados y subordinados, en la actualidad, no se basan en relaciones de sumisión total, como hace años, si no en un plano de mayor igualdad. Aunque siempre quedan cosas por hacer, las relaciones con empleados y subordinados han mejorado cualitativamente en los últimos años, logrando erradicar determinadas posiciones tiránicas y de fuerza que se ejercían sobre muchos empleados por determinadas empresas. Tenemos que saber diferenciar un trato respetuoso con un trato impersonal. Hay que mantener las distancias pero conservando un trato humano y educado.

Responsabilidad.

Trabajar, supone un ejercicio de responsabilidad. Cualquier trabajo que desempeñemos debemos hacerlo con la mayor eficacia posible. Siempre que nos "encarguen" un trabajo hay que hacerlo lo mejor posible, y no pasarlo a otros subordinados, ni aprovecharnos de relaciones de amistad o familiares para que otro "nos haga el trabajo" que era de nuestra responsabilidad. Ahora bien, debemos procurar hacernos valer y no realizar trabajos para los que no fuimos contratados, sobre todo encargos personales (recoger los niños del jefe del colegio, recoger algo de un establecimiento, etc.). Si es como favor, se puede hacer alguna vez, pero no "acostumbre" mal a sus jefes.

"Hay que saber diferenciar entre un trato respetuoso y un trato impersonal"

Aprenda.

En cualquier trabajo que desarrollemos siempre podemos aprender cosas nuevas. Y también nosotros podemos enseñar. Si asciende o cambia de trabajo procure aplicar lo "bueno" que aprendió de sus anteriores jefes y compañeros, y procure no caer en los mismos "errores" que tanto le molestaban. En muchas ocasiones, gente que ha sido empleado luego es un jefe o superior "pésimo". Dice un refrán popular: "no sirvas a quien sirvió, ni pidas a quien pidió", haciendo referencia al hecho que hemos comentado. Sea justo, y olvide cuestiones personales dentro del trabajo. Es muy difícil, pero hay que ser profesional.

Consejos.

Si queremos agradar en nuestro entorno y estar cómodos debemos observar una reglas mínimas de convivencia diaria: debe cuidar su higiene personal y su imagen (vestuario), debemos ser puntuales, debemos ser amables con todo el personal (sean jefes, subordinados, compañeros ...), debemos hacernos apreciar por nuestra capacidad de trabajo y no por otros méritos poco profesionales (siendo el chivato del jefe, el pelota oficial, etc.). Cuando no esté de acuerdo con el jefe o compañeros, deberá discutir de forma razonable, sin que nadie trate de imponer nada por la fuerza. Hay que hablar y razonar.

 

contentG Stats

 

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado