Logo Protocolo y Etiqueta

Corbatas fuera. Las empresas perdonan la corbata.

La vestimenta informal empieza a extenderse en algunas organizaciones y contextos.

 

Diario Cinco Días.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Es una de las medidas que empiezan a adoptar las compañías durante el periodo estival. El ahorro energético y un mayor confort de los trabajadores durante los meses de más calor son las principales razones. Pero no es una idea nueva. Ya en 2005, el ministro de medio ambiente japonés Yuriko Koike, en una campaña denominada "cool biz", animó a los funcionarios del gobierno a abandonar las chaquetas y las corbatas durante el verano y, a cambio, aumentar la temperatura del aire acondicionado en las oficinas. Con esta medida, se evitó la emisión a la atmósfera de medio millón de toneladas de CO2 y se logró un importante ahorro energético. Eso sí; hacía calor. La campaña supuso que la temperatura en las sedes de las administraciones públicas japonesas fuese de 28 grados centígrados.

Si bien es cierto que en España la temperatura en las oficinas es algo más fresca, son ya varias las compañías que han decidido permitir a sus colaboradores acudir al puesto de trabajo con una indumentaria algo más informal a cambio de bajar el aire acondicionado. Entre 23 y 24 grados es lo habitual. En Acciona han implantado por segundo año consecutivo el plan Ahorro, ropa informal y sostenibilidad. El pasado año supuso un ahorro de energía del 6,5%. 'La medida ha tenido una buena acogida entre los empleados, principalmente por el impacto sobre el medio ambiente y la reducción de consumo energético que conlleva el subir la temperatura uno o dos grados, pero también por el lado de la vestimenta más informal, que se considera razonable y cómoda para el periodo estival', señalan desde la compañía.

Larga vida a la corbata.

A pesar de que estas medidas y la vestimenta informal empieza a extenderse en algunas organizaciones y contextos, como la última cumbre del G8 o la anécdota que protagonizó Miguel Sebastián en el Congreso, la corbata goza de buena salud. Y es que cada año se venden en el mundo 800 millones de unidades. 'Ni el traje ni la corbata están en decadencia en ninguna empresa. Es un complemento muy importante para el hombre que da un toque personal y de elegancia. En el mundo de los negocios sigue sin estar bien visto que la gente vaya sin ella', apunta Pablo Batlle, coautor del libro Protocolo y buenas maneras y codirector de los cursos de protocolo de la Universidad de Oviedo.

Otros se preguntan, en cambio, si se trata de un complemento seguro. Algunos informes médicos internacionales destacan que el uso de este enemigo, puede llegar a presionar los nervios ópticos y aumentar la presión de los ojos. También se dice que la temperatura del cuerpo puede caer hasta un par de grados dejando la corbata en casa.

Endesa será otra de las compañías que incrementará la temperatura en sus edificios para ahorrar energía este verano. Gracias a esta medida, la compañía logrará un ahorro energético de 120.000 kWh., equivalente a la no emisión a la atmósfera de 116 toneladas de CO2. ¿Y cómo debe vestir entonces el personal? Desde la compañía aseguran que el look más informal 'se deja al buen criterio de los empleados, si bien se advierte de la necesidad de mantener una ropa más formal cuando la situación lo requiera, por ejemplo, determinadas reuniones con personas ajenas a la empresa'.

Algunas pistas. Pablo Batlle asegura que se acepta una manera de vestir más casual o sport en algunos momentos. 'Puede entonces no llevarse corbata, da una imagen más relajada y veraniega', apunta.

Pero no perder las formas es fundamental. Batlle aconseja pantalones más sport y camisas con corte para no usar corbata. Para las mujeres se aceptan zapatos abiertos y blusas más veraniegas. Las chanclas están prohibidas para ambos sexos. 'Vestir casual no es ir de cualquier manera', añade este experto.

'La vestimenta más informal se plantea siempre que las circunstancias de trabajo no aconsejen lo contrario. En supuestos de visitas se sugiere explicar las razones de sostenibilidad y ahorro de emisiones que justifican el código de vestuario', cuentan en Acciona.

'Casual day', larga tradición.

'En DLA Piper se sigue el protocolo de indumentaria de negocios todo el año excepto del 15 de diciembre al 10 de enero aproximadamente, durante los meses de verano, vísperas de fiesta, Semana Santa y puentes, fechas en las cuales se instaura el casual day o atuendo informal', comenta Alicia Saiz, directora de recursos humanos en España de la firma de abogados.

Esta tendencia se observa en muchas compañías que tratan de aumentar la comodidad de sus empleados en los días cercanos a las vacaciones. Y siempre que las circunstancias laborales no requieran otra clase de indumentaria.

El experto en protocolo Pablo Batlle, asegura que modelo del "casual friday" (acudir a trabajar los viernes con ropa más informal) tiene su origen en motivos religiosos, ya que en algunos países se necesitaba la tarde del viernes libre para dedicarla a los deberes del culto. 'Hoy en día se toma este modelo en la empresa como una manera de encontrarse un poco más relajado el día previo al fin de semana. Muchas compañías aprovechan para hacer una reflexión de lo que será la próxima semana de trabajo en un ambiente distendido, pero debe ser algo siempre de puertas adentro', dice.

Respecto al ahorro de energía en las empresas que permiten una indumentaria más fresca, Batlle se muestra algo crítico y asegura que 'muchas veces se trata más de una cuestión de imagen que de ahorro'.

 

contentG Stats

 

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado