Logo Protocolo y Etiqueta

Etiqueta en Francia.

La conocida "etiqueta francesa", ha hecho imperar los buenos modales en la sociedad.

 

Etiqueta en Francia.
Imagen Protocolo & Etiqueta. Etiqueta en Francia.

A Francia se la conoce por la fama de "modales refinados", aunque como veremos es más un tópico que una realidad. La "amabilidad" de los franceses se refleja en largos apretones de manos y por los besos en las mejillas. Son, sin ser latinos, de los más "cariñosos" a diferencia de Ingleses y Alemanes, mucho más fríos y distantes.

La conocida "etiqueta francesa", ha hecho imperar los buenos modales en la sociedad. Por ello, fueron pujantes durante tres siglos sus costumbres y su correcto "ceremonial". Aunque la sociedad ha evolucionado mucho, todos ellos saben agradecer un gesto de cortesía. La señoras, aunque sea la señora del supermercado, agradece que se la trate de "Madame". Normalmente se trata a todo el mundo como Madame, Monsieur o Mademoiselle, seguido del correspondiente nombre. Aunque se les sigue acusando de "chauvinistas", (viene del recluta Chauvin, a quien en una comedia se le hacía actuar como un pedante y exagerado en sus creencias), no lo son más que en otros países donde se habla de patriotismo.

Los franceses son muy ingeniosos y ese ingenio les hace tener conversaciones agudas. También son muy tolerantes, y amantes de los placeres de la buena mesa (para eso tienen una de las mejores cocinas del mundo) Aunque las "maneras" en la mesa son bastante universales, no nos debe extrañar si les vemos "anudarse" la servilleta al cuello, o agarrar un hueso con la mano o mojar el pan en la salsa (ya que disfrutan comiendo). Antes la manera de indicar que estaban satisfechos era frotarse el pecho con la mano. No se extrañe si le traen la cuenta sin haberla pedido. Es una costumbre poner la cuenta nada más que han terminado de comer.

Los niños cuando van al colegio, son tratados de Usted. No debemos dirigirnos a una persona que no nos ha sido presentada. Las presentaciones son como en el resto de países (ver nuestro capítulo de las presentaciones). A una presentación responderemos Je suis très o très honoré. Si nos presentan a una dama diremos, Mes hommages, Madame ( o Mademoiselle). Cuidado al conducir. Los franceses son muy correctos y respetuosos (no utilice el claxon ni las ráfagas de luces). Y para cualquier otro imprevisto o situación que se le presente recuerde, que una sonrisa le puede sacar de muchos apuros.

 

 

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado