Logo Protocolo y Etiqueta

La conversación y la mirada en Afganistán.

Es una regla básica de educación mirar a los ojos de la persona con la está hablando.

 

Paisaje desértico.
Desierto. Paisaje desértico.

Miradas y conversaciones en Afganistán.

En cualquier conversación, ya sea privada o de negocios, es correcto, y recomendable mirar a los ojos de la persona con la que está hablando. Este contacto visual es interpretado como un gesto de sinceridad y honestidad.

Mirar directamente a los ojos de otra persona es habitual cuando hablan personas del mismo sexo, edad o jerarquía. Cuando habla con una persona de edad avanzada la mirada puede y debe ser menos directa, como muestra de respeto. En el caso de conversar con una mujer, ella debe mirar abajo como símbolo de sumisión hacia el hombre. Incluso cuando camina por la calle, en compañía de un hombre, debe ir con la mirada baja.

Según algunos psicólogos, la mirada directa a los ojos de una mujer es interpretado por muchos varones como una muestra de interés sexual, una inmoralidad para ellos.

Las miradas esquivas y huidizas no son correctas, y pueden ser interpretadas, no solo como una falta de cortesía, sino que pueden otorgar a esas personas la sospecha de no ser honestas o de estar mintiendo.

La mirada debe ser sincera, luminosa, sin fruncir el ceño y acompañada de una sonrisa . Las miradas huidizas o amenazadoras pueden ser el origen de una mala relación e incluso de alguna situación poco agradable. Tampoco es necesario fijar la mirada de una forma constante y directa -y mucho menos de forma desafiante-, sino mantener la atención sin distracciones.

 

contentG Stats

 

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado