Logo Protocolo y Etiqueta

Reuniones, saludos y presentaciones. Etiqueta social en Argentina

El saludo habitual es una apretón de manos y, si lo desea, puede remarcar este saludo con una ligerísima inclinación de la cabeza

 

Protocolo en Argentina. Reuniones, saludos y presentaciones.
Imagen Protocolo & Etiqueta. Protocolo en Argentina. Reuniones, saludos y presentaciones.

Etiqueta social en Argentina. Presentaciones, saludos y reuniones

En cualquier reunión, sea social o empresarial, es muy importante hacer las correspondientes presentaciones entre todos los asistentes. Es una forma de hacer 'contactos' y entablar conversaciones.

Las presentaciones se hacen, al igual que en otros muchos países del mundo, por medio de un tercero que hace de "mediador" entre ambas partes. Si no es posible contar con un tercero -generalmente el anfitrión-, entonces las presentaciones se pueden hacer directamente por los propios interesados o por medio de alguna persona de confianza de los anfitriones.

El saludo habitual entre hombres es un apretón de manos y, si queremos darle un poco más de 'formalidad' al saludo, podemos remarcar este gesto con una ligerísima inclinación de la cabeza. Cuando hay confianza este saludo puede verse complementado con una abrazo, unas palmadas en la espalda o unos golpecitos en el hombro.

Las señoras, se saludan entre ellas con un beso en la mejilla -se hace el ademán, como en un besamanos, pero no ponen los labios en la mejilla-. El saludo con un hombres es un ligero apretón de manos. Pero debemos tener en cuenta que es la mujer la que tiende la mano e inicia el saludo. También, entre mujeres que no se conocen, es correcto darse la mano, si no quieren darse un beso.

Personas de confianza. Entre amigos, familiares y conocidos, es más habitual dar un abrazo a los hombres y un beso en la mejilla a las mujeres. Las mujeres, cuando hay mucha confianza, también suelen intercambiar besos en la mejilla con los hombres.

¿Cómo hacer las presentaciones en Argentina?

Utilizaremos el nombre de pila para dirigirnos a un argentino. Al igual que hacen los anglosajones, suelen utilizar solamente con su nombre de pila y el primer apellido, nada más. Debemos tener en cuenta que hay muchos nombres de pila compuestos, tanto de hombres como de mujeres. María Laura, Juan Antonio, etcétera. No debemos confundir una parte del nombre compuesto con un apellido.

El tratamiento que debe utilizar de forma predeterminada debe ser el tratamiento de usted en los primeros momentos -vos en este caso-. Hay que esperar a que sean los anfitriones los que nos inviten a utilizar su nombre de pila (nombre propio) y 'autorizar' el tuteo.

Si por ser un nombre poco común, por utilizar un idioma o acento particular o por cualquier otro motivo, al hacer las presentaciones, no hemos entendido bien el nombre de la persona presentada, pidamos por favor que nos lo repitan, e incluso que nos lo deletreen. Es muy incorrecto hablar con otra persona de la que no sabemos su nombre o a la que no podemos referirnos por no haber comprendido o retenido su nombre.

Una sugerencia. Cuando hablamos con una persona que no recordamos su nombre o no nos lo han dicho, podemos dirigirnos a ella por su apellido, si lo conocemos.

Siempre que entremos a una sala, a una habitación, a una reunión, etcétera, debemos saludar a todos los presentes, y esperar a que nos presenten. Al salir de una reunión o sala, también es correcto despedirse de todos los presentes. En función del número de personas presentes podemos hacer un saludo o despedida general, o bien hacerlo de forma personal, uno por uno.

 

contentG Stats

 

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado