Protocolo y Etiqueta 2.0protocolo.org

-

-

La propina en Estados Unidos. A quién dar una propina y cuánto dar. Guia de las propinas.

  • Usted mismo debe valorar el importe apropiado en función de sus propios criterios y valoraciones.

Herramientas

Reproductor VOZ

  • VOZ Voz 


 

  La propina en Estados Unidos. A quien dar una propina y cuanto dar. Guia de las propinas.

A quién dar una propina y cuánto dar. Guia de las propinas.

La propina es una muestra de agradecimiento por un servicio recibido que cada cliente valora de forma personal. No obstante, hay países, donde la propina es una especie de "impuesto" cuasi obligatorio. Los Estados Unidos es un claro ejemplo de esta "obligatoriedad".

La propina en los hoteles de Estados Unidos. Guía de las propinas al personal de los hoteles, establecimientos de hostelería y otros servicios.

Solamente vamos a darle una idea básica en la que puede basarse a la hora de dar una propina, aunque debe recordar, que el importe de su propina guarda mucha relación con la calidad del servicio obtenido. Usted mismo debe valorar el importe apropiado en función de sus propios criterios y valoraciones.

1. Conductor de taxi. Alrededor de un 15% del importe de la cuenta, dependiendo de la rapidez y amabilidad del taxista.

2. Conductor de limusina. Sobre un 15-20% del importe del servicio. Aumentar el importe si le pide algún servicio extra.

3. Chófer de cortesía. Si tiene a su servicio un chófer de cortesía que le busca en el aeropuerto, le lleva al teatro u otro espectáculo, etc. puede darle una propina de uno a dos dólares por persona que transporta o bien una cantidad fija de cuatro o cinco dólares por servicio.

4. En el caso de que los chóferes, bien sean de taxis, limusinas o cualquier otro medio de transporte carguen y descarguen maletas, se debe añadir a la propina un dólar o dos por bulto o maleta.

5. Porteros. Simplemente por abrir o cerrar una puerta no se le da propina. Se le da por ayudarle con sus maletas (uno o dos dólares por maleta, más propina a bultos más grandes o pesados). También se suele dar una propina por hacer algún otro servicio que no sea abrir una puerta como dar información, conseguir un taxi, cubrirle con un paraguas hasta su coche, etc.

6. Botones. Un dólar o dos por bulto o maleta, teniendo en cuenta el peso y tamaño de los bultos para dar más o menos propina. También se da la propina por servicios extra como conseguirle un periódico o cualquier otro servicio. Si le enseña la habitación y le da algunas explicaciones adicionales puede añadir un importe extra a la propina (unos cinco dólares, puede ser una cantidad adecuada).

7. Servicio de habitaciones. Los importes de las propinas suelen estar incluidos en el servicio de habitaciones, entre un 10-15% del importe. No obstante, si usted considera que el servicio ha sido rápido, esmerado, eficaz, etc. puede dar una propina adicional.

8. Camareras o personal de limpieza. Dependiendo del servicio, del número de personas que le atiendan para realizar las tareas habituales de la habitación y de la valoración que usted haga del servicio se suele dar entre uno y cinco dólares por día de estancia. Puede optar por dárselo a diario o bien dejarlo para el final, y dar un importe total por los días de estancia que ha permanecido en el hotel. En el caso de que haya tenido personal distinto durante su estancia, puede dejar un importe total para que ellos se lo repartan de forma proporcional.

9. Personal de mantenimiento. El personal de reparación de una avería en un grifo, de reparar la calefacción o el aire acondicionado, la televisión, etc. no requiere de una propina por su servicio.

10. Servicios extra. Cualquier personal, botones, camarera, asistenta, etc. que realice un servicio adicional como traer una manta supletoria, calentar una papilla para el bebé, proporcionar algún producto de higiene adicional, etc. suele ser recompensado con uno o dos dólares por servicio. Hay que valorar la eficacia, rapidez e importancia del servicio (puede pedir algo que sea más complicado de conseguir).

11. Aparcacoches. Depende si solo toman nuestras llaves, o también nos retiran, nos aparcan y nos traen el coche. Solo por retirar las llaves entre uno y dos dólares. Por aparcar el coche y devolverlo a la puerta unos cinco dólares es una buena propina.

12. Camareros del restaurante. En Estados Unidos esta propina es prácticamente una ley no escrita. De hecho en muchos restaurantes se la añaden a la cuenta. El importe, bastante alto, suele representar el 15-20% del importe de la cuenta, excluidos impuestos y, generalmente, el vino. Si considera que el servicio ha sido excelente puede añadir el importe adicional que considere oportuno.

13. Sommeliers (Sumillers). Cuando le ayudan a elegir un vino, e incluso permanece a su lado para abrirlo y catarlo, se puede añadir una propina adicional del 10-20% del valor del vino o bien una cantidad que usted considere oportuna. Si no le da la propina en efectivo, debe especificar en el recibo de la cuenta, el importe destinado al sommelier. Hay restaurantes que empiezan a cobrar lo que se conoce como "apertura de vino", aunque solo se suele cobrar en vinos de cierta importancia y elevado precio.

14. Camareros de buffets. Si le ayudan trayéndole algún cubierto, bebida o cualquier otro servicio solicitado debe dar una propina de al menos dos dólares.

15. Barmans. Si acude a un bar, coctelería o establecimiento similar, cuando le sirven una copa puede dejar una propina por el redondeo total de la cuenta, hacia arriba (si son ocho dólares, dejar diez) o bien un 10-15% del importe total de la cuenta.

16. Ayudante o secretario. Si tiene un asistente que maneja sus reservas, le proporciona información sobre diversos aspectos, etc. le puede dar una propina en función del servicio prestado y de la dificultad del mismo. No es lo mismo entregarle una carta, que conseguir unas entradas para un espectáculo de moda, lo cual no es una tarea fácil. Por algún recado sencillo de uno a cinco dólares. Por otros servicios más complicados, a partir de diez dólares.

17. Personal general del hotel. Puede dejar para el día de su partida el ofrecer un determinado importe para aquellos servicios prestados que no han recibido la atención de su propina. Puede dejar un importe global para que ellos hagan el reparto como crean más equitativo o bien puede dar solamente a las personas presentes o que usted quiera, nada más.

18. Personal de cuidados. A los estilistas y peluqueros sobre un 15% del importe de la cuenta. Si le han dado un trato especial con un producto capilar determinado, le han dado un masaje al cabello, etc. puede añadir un importe adicional a su propina. A la persona que le hace la manicura sobre 15% del importe de su servicio. Si contrata los servicios de un masajista sobre 15-20% del importe que le cobre, siempre valorando la calidad del servicio prestado.

19. Otros servicios. Si utiliza los servicios de gimnasio, piscina, sauna, etc. no suele dejarse propina alguna salvo que se requiera de una atención adicional a la que se presta de forma general. Pedir una toalla de más, solicitar información adicional sobre cómo se utiliza un aparato del gimnasio, etc. puede ser recompensado con una propina. No obstante, cada cual debe valorar el servicio y es libre de dar propina a las personas que considere se lo merecen, según su criterio.

 

  • Alta el

    04/07/2007

    Modificado el

    24/04/2014

    Contenido ID

Seguir Navegando

Contenido Relacionado

Buscador de Protocolo más de 40.000 entradas


Contenido Relacionado

 

Comentarios

Su opinión es importante. Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Recuerde comentar es gratis, y ayudar a otras personas satisfactorio.

Citas Celebres

    • Quien tiene el tejado de vidrio, que no tire piedras al de su vecino. Anónimo.

Preguntas con Respuesta

    • En un reciente viaje a Japón, mi jefe hizo ciertas cosas, creo que incorrectas. Hablar directamente de negocios, nada más presentarnos; tener cierta prisa o impaciencia e incluso dar un afectuoso saludo a una persona desconocida. ¿Actuó de forma correcta?

    • No, no actuó muy bien y eso puede perjudicar sus negociaciones. No demuestre demasiada efusividad cuando le presentan a otra persona, y mucho menos tratarla como si la conociera de toda la vida; es una falta de respeto y cortesía. Hablar directamente de un negocio y además mostrando inquietud o prisa, es un mal comienzo en Japón. Las cosas deben ir más despacio y dar un cierto tiempo para “calentar motores”, hablando sobre temas más triviales e incluso algunos temas relativamente personales que ayudan a tener un cierto conocimiento mutuo de las personas y ayuda a establecer un cierto vínculo más personal y de confianza.

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine. Copyright © 1995-2015

Generado con contentG

Contacto

Algunos contenidos de este portal web están bajo una licencia de Creative Commons.Aviso Legal.Politica privacidad