Protocolo & Etiqueta Utiliza cookies de sesión propias, y cookies de terceros para ofrecer una mejor experiencia a nuestros usuarios. Cookies en Wikipedia Acepto

Protocolo y Etiqueta 2.0protocolo.org

-

-

Recibir visitas. Atender a los invitados.

  • La visitas han pasado de ser una costumbre, principalmente dominical, a un comportamiento más esporádico.

Herramientas

Reproductor VOZ

  • VOZ Voz 


 

Foto  Kenneth Hynek  Visita de amigos.

Las visitas.

Las visitas, ya no son lo que eran antaño. Actualmente, aunque se siguen haciendo (no con la asiduidad que se hacían antes) carecen de cualquier tipo de formalidad (en la mayoría de los casos). Alguno recordamos, como se arreglaban nuestros padres para acudir a visitar a los Señores de Pérez, o como mamá arreglaba la casa y disponía la merienda porque recibíamos la visita dominical de nuestra tía Pepita o de los señores García. La visita era una costumbre totalmente instaurada en nuestra sociedad.

Evolución.

Las nuevas costumbres, y seguramente, la gran oferta de ocio que existe en la actualidad han dado al traste, en gran medida, a este tipo de "esparcimiento" que suponía el hecho de realizar o recibir visitas. Con todo lo dicho, no queremos dar a entender  que cuando recibamos una visita, la podamos recibir en bata o en pijama. Hay cuidar unos mínimos detalles de higiene y aspecto personal. No que hay que vestir de gala, pero si de una forma adecuada.

Llega la visita. Suena el timbre, nuestra visita debe estar en la puerta.

1. Mirilla.

Puede echarse un vistazo por razones de seguridad, pero no es correcto estar "radiografiando" un buen rato como va, con quien viene, etc. No se hace esperar a la gente a la puerta. Y menos "fisgoteando", puesto que se suele notar en la mirilla.

2. La puerta.

Tenga todo preparado. No haga esperar a abrir la puerta quitando cosas de la mesa u otros sitios, dándose el último toque al maquillaje o al vestido, etc. Una vez abierta la puerta, no se detengan a charlar en ella. Hágales pasar y cierre la puerta. También debe evitar que abra el más pequeño de la familia y avise a grito pelado la visita.

En casa. En función de la confianza que se tenga, y si es la primera visita, podemos ofrecernos a enseñarles la casa, aunque por regla general nunca se enseñan ni la cocina, ni los baños. Si tenemos personal de servicio, este será el encargado de servir, pero no de preguntar. Preguntan los anfitriones de la casa si desean tomar algo. Tampoco se debe abandonar la visita y dejarles solos durante un espacio de tiempo (por corto que sea). Si nos dan un detalle hay que agradecerlo, tanto el detalle como el gesto. En definitiva hay que hacerles sentir como si estuviesen en su casa. Y para quedar como un buen anfitrión podemos ampliar la información en el capítulo "Ser un perfecto anfitrión".

  • Alta el

    28/07/2003

    Modificado el

    22/03/2014

    Contenido ID

Seguir Navegando

Contenido Relacionado

Buscador de Protocolo más de 40.000 entradas


Contenido Relacionado

 

Comentarios

Su opinión es importante. Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Recuerde comentar es gratis, y ayudar a otras personas satisfactorio.

Citas Celebres

    • Es indecoroso hablar de sí mismo con elogio. Anónimo

Preguntas con Respuesta

    • ¿Por qué se llama tarjeta de visita a una tarjeta con nuestros datos personales?

    • Según una práctica social de la época, en décadas anteriores a la actual, la visita era una costumbre o rito social. Cuando se hacía una visita y no estaban los dueños de la casa, se dejaba una tarjeta, con los datos del visitante, para dejar constancia de su paso por la casa. De ahí que se comenzase a llamar ?tarjeta de visita?.

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine. Copyright © 1995-2015

Generado con contentG

Contacto

Algunos contenidos de este portal web están bajo una licencia de Creative Commons. Aviso Legal. Politica privacidad