Protocolo & Etiqueta Utiliza cookies de sesión propias, y cookies de terceros para ofrecer una mejor experiencia a nuestros usuarios. Cookies en Wikipedia Acepto

Protocolo y Etiqueta 2.0protocolo.org

-

-

Convivir y compartir. El valor de la generosidad.

  • Ayudar a los demás, cooperar o compartir lo que tenemos son actitudes que ayudan a que la vida familiar y social sean mejores y más agradables.

Herramientas

Reproductor VOZ

  • VOZ Voz 


Autor y Fuente

  • Autor

    Claudia Vernon.

 

 

Foto  Tom & Katrien  Ninos jugando.

Convivir y compartir. El valor de la generosidad.

Es importante que los padres enseñen a sus hijos a que realicen actos de generosidad y a cooperación. Motivar a nuestros hijos a compartir un juguete o sus galletas; pero que el pequeño adopte esta conducta es importante que reciba comentarios positivos: "Qué bien, le diste tus dulce a Paola", "Mira, qué bueno, le dejaste tu triciclo a Carlitos". Para un pequeño la mejor aprobación es la de sus padres, así que festeja siempre sus actos de generosidad. Es una forma de propiciar sus buenos modales y su generosidad.

Algunos consejos de utilidad para hacer del niño una persona generosa y espléndida:

   1. Mantener la calma. Una virtud como la generosidad no se puede transmitir a "gritos o sombrerazos". Es mejor establecer una regla y decir claramente a tu hijo lo que esperas de él. Tu hijo aprenderá poco a poco. Ten paciencia.

   2. Ser realista. Observa a tu hijo y no esperes más de lo que su edad, sus habilidades y su temperamento le permiten hacer. Si eres muy exigente, solo lograrás que él se sienta frustrado y enojado. Aprende a apreciar y celebrar sus pequeños esfuerzos.

   3. Gratifica a tu hijo. Muestra con tu tono de voz, con tus palabras y con tus actitudes cuánto aprecias su ayuda; qué feliz te hace con un pequeño obsequio que te regala, o qué orgullosa te sientes cuando él respeta su turno o es generoso con algún amiguito. Para tu hijo esa será una muy buena motivación.

   4. Juega a los "duendecitos". Cada quien debe hacer algo bueno por otra persona, sin que ésta se dé cuenta. Por ejemplo: recoger el periódico por la mañana para llevárselo a papá, guardar los juguetes en su lugar para que no tenga que hacerlo o poner la mesa. Es importante que la persona favorecida muestre su aprecio.

  • Alta el

    05/06/2013

    Modificado el

    06/06/2013

    Contenido ID

Seguir Navegando

Contenido Relacionado

Buscador de Protocolo más de 40.000 entradas


Contenido Relacionado

 

Comentarios

Su opinión es importante. Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Recuerde comentar es gratis, y ayudar a otras personas satisfactorio.

Citas Celebres

    • Cuanta más grandeza, más llaneza. Anónimo.

Preguntas con Respuesta

    • El pasado fin de semana fuimos a una fiesta, en casa de unos amigos, mi marido y yo. Al irme les dimos la gracias por todo. ¿Hay que hacer algo más?

    • En un principio, no. Aunque los manuales de buenos modales y cortesía indican que se deberían dar las gracias, al menos dos veces: una al despedirse y otra al día siguiente, enviando, por ejemplo, un ramo de flores con una tarjeta de agradecimiento. No obstante, una vez ya es suficiente para quedar bien. La otra forma, es para quedar un poco mejor.

       

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine. Copyright © 1995-2015

Generado con contentG

Contacto

Algunos contenidos de este portal web están bajo una licencia de Creative Commons. Aviso Legal. Politica privacidad