Protocolo y Etiqueta 2.0protocolo.org

-

-

Consejos para realizar una visita correcta. Horarios y comportamiento.

  • La visita como práctica social ha caído en desuso, todavía acudimos de vez en cuando a casa de amigos y familiares para ver su casa.

Herramientas

Reproductor VOZ

  • VOZ Voz 


 

Foto  SanFranAnnie  En casa de unos amigos.

Una visita agradable.

Aunque la visita como práctica social ha caído en desuso, todavía acudimos de vez en cuando a casa de amigos y familiares para ver su casa, ver a sus hijos o por cualquier otro motivo.

Vamos a ver algunos detalles a tener en cuenta.

1. Siempre que sea posible, y para evitar llegar en un momento inoportuno, debemos avisar previamente de nuestra visita. Anticipar al menos la hora a la que vamos a hacer esa visita.

2. Los horarios. Hay determinadas horas en las que debemos procurar no hacer una visita, por mucha confianza que tengamos con las personas que vamos a visitar. Esas horas son: por la mañana temprano, justo antes de la hora del almuerzo o la cena, y en un horario demasiado tarde por la noche.

3. Amigos o familiares. No es correcto, sin avisar, presentarnos con terceras personas que ellos no conocen, bien sean amigos o familiares. En tal caso, lo mejor es anticiparles que vamos acompañados.

4. Averiguar los horarios de la familia y sus actividades. Puede que nos presentemos de forma inoportuna cuando salen a practicar un deporte, van al teatro o están viendo algún programa que no se pierden nunca (por ejemplo, un partido de fútbol).

5.- Mascotas. Nunca se deben llevar los animales de compañía -mascotas- a ninguna casa, ni tan siquiera aunque sea una finca o casa con jardín. Siempre debemos consultar tal circunstancia con los dueños de la casa.

6. Niños. Si la casa a la que vamos no tiene niños, o sabemos que no les gustan demasiado, es la ocasión para dejarles que pasen la tarde con los abuelos u otros parientes o amigos. Si no podemos, y vienen con nosotros de visita, habrá que tener cuidado y vigilarles constantemente para que no causen molestias o algún destrozo.

7. Regalos. Si es una visita de cortesía no hay porqué llevar nada, aunque siempre se agradece cualquier detalle. Si por el contrario vamos por invitación (a tomar el té, merendar, etc.) podemos llevar algún detalle para el encuentro (unas pastas de té, un libro para los anfitriones, etc.).

8. Duración. Las visitas no se deben alargar demasiado, pues debemos tener en cuenta que estas personas también tendrán cosas que hacer. Actualmente es común que las mujeres trabajen, y no tengan todo el día como antes para disfrutar de una larga tertulia. Tampoco es tan habitual como antaño contar con personal de servicio en la casa.

9. Gestos. Debemos estar atentos a cualquier tipo de gesto que demuestre aburrimiento o cansancio por parte de los anfitriones (si son buenos anfitriones esto no ocurrirá). Si así ocurre, es hora de poner fin a nuestra visita.

10. Agradecimiento. Debemos dar las gracias por el recibimiento y el trato recibido, y concertar (o perfilar) una posterior visita de los anfitriones a nuestra casa. Siempre de manera cordial y sin ponerles en un compromiso. Aunque actualmente no se siguen estas pautas, como anécdota diremos que antes si la visita era de un caballero a un matrimonio era el caballero del matrimonio el que devolvía la visita o el matrimonio, pero nunca la mujer sola.

  • Alta el

    05/08/2004

    Modificado el

    06/11/2013

    Contenido ID

Seguir Navegando

Contenido Relacionado

Buscador de Protocolo más de 40.000 entradas


Contenido Relacionado

 

Comentarios

Su opinión es importante. Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Recuerde comentar es gratis, y ayudar a otras personas satisfactorio.

Citas Celebres

    • Ni soplar, ni sorber en la mesa has de hacer. Charls Rou.

Preguntas con Respuesta

    • Me he dado cuenta que mi vajilla no tiene tazas de consomé ni salseras, ¿qué puedo hacer?

    • La mejor opción, es tratar de hacerse con una vajilla completa, para las ocasiones en las que se requiera. Otra buena opción es completar la vajilla con piezas más o menos neutras. Es decir, unas tazas de consomé totalmente lisas (o con algún pequeño detalle, si la vajilla es lisa) y blancas (que van con todo) o de un color que "case" con el resto de la vajilla, y lo mismo para las salseras. Una opción a considerar, para ocasiones especiales, puede ser alquilar una vajilla completa.

       

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine. Copyright © 1995-2015

Generado con contentG

Contacto

Algunos contenidos de este portal web están bajo una licencia de Creative Commons.Aviso Legal