Protocolo & Etiqueta Utiliza cookies de sesión propias, y cookies de terceros para ofrecer una mejor experiencia a nuestros usuarios. Cookies en Wikipedia Acepto

Protocolo y Etiqueta 2.0protocolo.org

-

-

Telegramas desde Viena.

  • Telegramas recibidos desde Viena con las condolencias por la muerte del Rey Alfonso XII.
Herramientas
Reproductor VOZ
  • VOZ Voz 


Autor y Fuente
  • Autor

    Antonio de Castro y Casaleiz. 1886.

  • Fuente

    Guía de Protocolo Diplomático.

 

Nota
  • 8818

    Artículos HistóricosAviso: Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia, para conocer la historia y evolución de la sociedad y sus normas. Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte estas ideas u opiniones, que se publican, únicamente, a título informativo.

Telegramas recibidos en este Ministerio con motivo del fallecimiento de S.M. el Rey Don Alfonso XII (Q.E.G.E.)

Viena 26 (12'20 noche). El Ministro de España al Sr. Ministro de Estado:

He tenido el grandísimo pesar de recibir la noticia del fallecimiento de S.M. el Rey, y ruego a V.E. manifieste a S.M. la Reina Regente que, afligido y consternado con tan infausta nueva, ofrezco a S.M. mi pésame más respetuoso y sincero, rogando a Dios se digne concederla consuelo y fortaleza.

Los demás individuos de esta Legación participan de los mismos sentimientos. - Conte.

Viena 26 (2'10 tarde). El Ministro Plenipotenciario de S.M. al Ministro de Estado:

S.M. el Emperador se ha dignado disponer que SS.AA.II. los Archiduques Federico y Eugenio, hermanos de S.M. la Reina Regente, vayan a Madrid para asistir a los funerales de S.M. el Rey Don Alfonso (Q.E.P.D.). - Conte.

Viena 26 (1'55 tarde). Al Sr. Ministro de Estado:

El Barón Mondel, Edecán General de S.M. el Emperador, ha venido a mi casa para darme el pésame de parte de su Augusto Soberano por el fallecimiento de S.M. el Rey; el Sr. Nuncio, los Embajadores y Jefes de Misión, han venido también con el mismo objeto, y en general la pérdida de nuestro amado Rey es aquí muy sentida. La prensa toda es unánime en el elogio de su esclarecida y amada persona. - Conte.

Viena 26. - El Ministro Plenipotenciario de S.M. al Sr. Ministro de Estado:

S.A. Imperial el Archiduque Raniero ha venido en persona a verme para dar el pésame por el fallecimiento de S.M. el Rey. - Conte.

Viena 26 (5'50 tarde).  El Ministro Plenipotenciario de S.M. al Sr. Ministro de Estado:

En la sesión de hoy de la Dieta austríaca, ha tenido lugar una manifestación de alabanza y dolor con motivo del fallecimiento de S.M. el Rey. Toda la Cámara se puso en pie, aplaudiendo las palabras de su Presidente. - Conte.
 

Viena 27. - El Ministro de España al Sr. Ministro de Estado:

El Burgomaestre de Franzenbat me ruega que trasmita a Su Majestad la Reina Regente su respetuoso pésame. - Conte.

Viena 27. - El Ministro de España al Sr. Ministro de Estado:

S.A.R. el Príncipe Coburgo ha venido en persona a rogarme que trasmita a S.M. la Reina Regente el pésame más  sincero en nombre de la Señora Princesa Clementina y en el suyo. - Conte.

 

 

  • Alta el

    11/05/2011

    Modificado el

    12/05/2011

    Contenido ID

Seguir Navegando

Contenido Relacionado

Buscador de Protocolo más de 40.000 entradas


Contenido Relacionado

 

Comentarios

Su opinión es importante. Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Recuerde comentar es gratis, y ayudar a otras personas satisfactorio.

Citas Celebres
    • Si no quieres destacar en una reunión social, no llegues nunca tarde. Flaubert.
Preguntas con Respuesta
    • He leído en otra Web, que los cubiertos se dejan en vertical, y paralelos ambos cubiertos. Pero ahora leo en la vuestra, que se dejan ligeramente ladeados a la posición de 45 grados. ¿Cuál es la correcta y cómo se deja el tenedor?

    • Es correcto dejar los cubiertos siempre en paralelo, tanto en posición vertical como a lo que nosotros hemos dado en llamar "las cuatro y veinte" (tomando como referencia las agujas de un reloj); esta última es la más habitual (lo puede comprobar si se fija en un restaurante o banquete al que acuda) y, en cierto modo, la más lógica, ya que dejarlos en vertical obligaría a meter los cubiertos, con su mango, dentro del plato, pues puede a molestar ligeramente al comensal, al tropezar fácilmente con ellos al acercarse a la mesa para tomar la copa u otra acción similar. El tenedor se deja con las púas hacia arriba y el cuchillo con el filo hacia la parte interior del plato.

       

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine. Copyright © 1995-2017

Generado con contentG

Contacto

Algunos contenidos de este portal web están bajo una licencia de Creative Commons. Aviso Legal. Politica privacidad