Protocolo y Etiqueta 2.0protocolo.org

-

-

Documentos Diplomáticos. La contradeclaración.

  • Cancillería. Se publica después de conocida y recibida la declaración de guerra.

Herramientas

Reproductor VOZ

  • VOZ Voz 


Autor y Fuente

  • Autor

    Antonio de Castro y Casaleiz.

  • Fuente

    Guía de Protocolo Diplomático. 1886.

 

Nota

  • 7692

    Artículos HistóricosAviso: Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia, para conocer la historia y evolución de la sociedad y sus normas. Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte estas ideas u opiniones, que se publican, únicamente, a título informativo.

Contradeclaración.

La contradeclaración. Se publica después de conocida y recibida la declaración de guerra, procurando rechazar los insultos que se hacen constar en ella, pero no la responsabilidad, porque ésta es siempre de toda nación que declara la guerra a otra. La Corte de España publicó la contestación a la declaración de guerra de la República francesa, el 21 de Marzo de 1793, en un documento firmado por el Conde de la Cañada, en el que se dice:

"Que el primer cuidado del Rey, desde su advenimiento al Trono, había sido el mantener las mejores relaciones con las Cortes extranjeras; que a pesar del desorden y anarquía que se había manifestado en Francia, la moderación de la conducta del Gobierno español era pública y notoria; y pasando a contestar al capítulo de cargos de la República francesa, explica que, movido del deseo de salvar al desgraciado Rey de Francia Luis XVI, entró en negociaciones con el Gobierno francés, el que afectaba siempre en sus escritos hablar en nombre de la República, como para hacerla reconocer; y si no se exigió para recibir estos documentos y arreglar las condiciones de la neutralidad que se negociaba, que se dulcificase la situación de aquel desgraciado Monarca, es porque no se podía suponer tanta mala fe en aquel Gobierno. Esta mala fe empezó a demostrarse cuando, en lugar de ocuparse de la negociación pendiente, se insistió solamente en la admisión de las Notas oficiales, amenazando con retirar su Encargado de Negocios; y mientras duraba esta discusión, se asesinaba en París al infeliz Luis XVI, haciendo inútil la mediación de España y la negociación pendiente, que ofendía ya la dignidad de la nación. El Representante francés pidió su pasaporte, que se le concedió inmediatamente; y  como un buque francés se apoderó en las costas de Cataluña de otro español,  se dio orden de hacer lo mismo con los buques franceses. En fin, el 7 de Marzo se publicó la declaración de guerra, cuando desde el 25 de Febrero se nos hacia ya, habiendo ordenado el embargo en Marsella de nuestros buques y expedido en esa fecha las patentes de corso, como resulta de los papeles encontrados al corsario francés Le Renard, apresado por el bergantín Ligero. En vista de lo cual y de haber, la Francia, comenzado las hostilidades, se dio orden de rechazar al enemigo, combatiéndole por mar y tierra, mandando que  la declaración de guerra contra Francia se publicase en la corte (Aranjuez 21 de Marzo de 1793), y que se tomasen las medidas necesarias para la defensa del país y para combatir a sus enemigos, etc."

 

Documentos Diplomáticos.

  • Alta el

    10/10/2010

    Modificado el

    24/10/2010

    Contenido ID

Seguir Navegando

Contenido Relacionado

Buscador de Protocolo más de 40.000 entradas


Contenido Relacionado

 

Comentarios

Su opinión es importante. Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Recuerde comentar es gratis, y ayudar a otras personas satisfactorio.

Citas Celebres

    • Quien te habla de los defectos de los demás, con los demás habla de los tuyos. Diderot.

Preguntas con Respuesta

    • Creo recordar que me enseñaron que las señoras, cuando llevan guantes largos no deben quitárselos en ningún momento, ni para comer. ¿Es cierto?

    • Aunque las mujeres tienen algunas "concesiones" especiales respecto a los hombres en ciertas situaciones, como permanecer cubiertas en sitios cerrados, los guantes no son una de ellas. Los guantes, ya sean cortos o largos (de vestir, utilizados con traje de noche), siempre se quitan para comer; aunque sean de rejilla, de encaje o de cualquier otro modelo, material o diseño. Ahora bien, eso no quita que haya personas que puedan actuar de forma diferente a como lo hacen la mayoría.

       

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine. Copyright © 1995-2015

Generado con contentG

Contacto

Algunos contenidos de este portal web están bajo una licencia de Creative Commons.Aviso Legal