Protocolo & Etiqueta Utiliza cookies de sesión propias, y cookies de terceros para ofrecer una mejor experiencia a nuestros usuarios. Cookies en Wikipedia Acepto

Protocolo y Etiqueta 2.0protocolo.org

-

-

Cartas y comunicaciones Ministeriales.

Tratamientos y otras fórmulas utilizadas en las cartas y comunicaciones Ministeriales.
Herramientas
Reproductor VOZ
  • VOZ Voz 


AutorFuenteGuía de Protocolo Diplomático.

 

Nota
  • 9895

    Artículos Históricos

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Las cartas y las comunicaciones Ministeriales.

Las Cartas se admiten también en las negociaciones, porque su carácter reservado y personal, y el poder prescindir en ellas de ciertas fórmulas de etiqueta facilitando su redacción, las han hecho adoptar, sobre todo en los países en que frecuentes cambios de Gobierno exponen a los Jefes de Misión a la publicación irreflexiva de ciertos documentos diplomáticos; pero es también una manera segura de que no quede rastro ni antecedente de las cuestiones, a veces pendientes, dificultando enormemente la misión de los Diplomáticos que ocupen después aquellos mismos puestos.

Las Cartas ministeriales son lo mismo que las particulares. Martens las consigna indicando alguna diferencia entre ellas, pero tan ligera, que nos ha sido imposible el comprenderla bastante para explicarla aquí, por lo que insistimos en nuestra definición.

La Protesta que hace el Jefe de Misión, sirve para reclamar contra una medida que se ha tomado o ha de tomar, que es contraria a su carácter público o a los derechos e intereses de su nación.

Cuando un Jefe de Misión recibe una protesta, de cualquier género que sea, formulada por el Gobierno cerca del cual está acreditado, y no está expresamente autorizado por el suyo para recibirla, lo hace "ad referendum" y sin manifestar ninguna opinión sobre el particular, como ya hemos dicho anteriormente.

En las Cartas también la antefirma debe ser: "J'ai l'honneur d'étre Monsieur le ...... Votre très humble
et très obéissant serviteur". O bien: "J'ai l'honneur de présenter á Monsieur le ...... les hommages respectueux de son humble et obéissant serviteur".

La fecha debajo de la firma.

Pero se usa mucho más decir: "Veuillez agréer Monsieur le ...... l'assurance de ma considération respectueuse", o si es de igual a igual: "...... de ma considération très distinguée," "...... de ma considération la plus distinguée".

Si se dirige a un inferior: "...... de ma parfaite considération". "...... Recevez, Monsieur, mes salutations".

La fecha, siempre debajo de la firma.

La Postdata (Postscriptum), no debe emplearse en una carta de etiqueta. Entre personas bien educadas, el franqueo, y el franqueo justo, es obligatorio.

Es conveniente desconfiar de los Diccionarios epistolares, que suelen tener muchas fórmulas abandonadas ya en la sociedad, y que usadas hoy, darían un carácter demasiado primitivo a la correspondencia, sobre todo a la de un Diplomático, en quien se supone la instrucción necesaria para exigirle que escriba bien.

En cuanto al estilo de las comunicaciones diplomáticas, lo primero y principal es que sea claro, evitando caer en oscuridades y dudas, por buscar la galanura de la palabra o la brillantez de un período, para que no suceda lo que ocurrió con el famoso articulado del Reglamento de mediación de Ginebra de 1738, que ha sido un semillero de interminables discusiones y de fastidiosas controversias. En esto, sobre todo, conviene seguir los consejos de Martens, que sostiene la teoría de que vale más deslucir un párrafo para conservar la claridad de la frase y la verdad del sentido, que falsearlo, exponiéndolo a que se interprete mal, por pretender redondear un período y darle formas literarias que puedan alterarlo por completo.

Las Notas que se envían a los Gobiernos de ciertas Repúblicas, que aunque reconocen los usos y derechos de un Ceremonial, afectan olvidarlos, como sucede en los Estados Unidos, donde se prescinde casi siempre de dar el tratamiento que corresponde a los Enviados Diplomáticos con arreglo a su categoría; se redactan en impersonal, evitando dar tratamiento alguno al Ministro de Negocios Extranjeros.

"El que suscribe, Ministro de España en ...... tiene la honra de participar (de poner en conocimiento de), al Señor Presidente (al Señor Ministro de), que ...... etc.".

"D. ...... aprovecha esta oportunidad para reiterar (ofrece) al Sr. ...... el testimonio de su más alta consideración, etc.".
 

Contenido Relacionado
Saber mas
Seguir Navegando

Contenido Relacionado

Buscador de Protocolo más de 40.000 entradas


 

Comentarios

Su opinión es importante. Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Recuerde comentar es gratis, y ayudar a otras personas satisfactorio.

Citas Celebres
    • El mayor homenaje que se le puede hacer a una persona educada es imitarle. Charls Rou.
Preguntas con Respuesta
    • ¿Han pasado de moda los buenos modales o la buena educación?

    • No. Al igual que en otras disciplinas, las normas y reglas se adaptan a los nuevos tiempos y las nuevas circunstancias. Pero ser educado no se pasa de moda, ni los buenos modales desaparecen.

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine.

Copyright © 1995-2017

Generado con contentG

Contacto

Algunos contenidos de este portal web están bajo una

Licencia de Creative Commons

Aviso Legal

Politica privacidad

 
  • Atento Consumidor
  • Atrápame Si Puedes
  • Barrio Húmedo León
  • Bocato Di Cardinale
  • Buenos Modales
  • Burgo Nuevo León
  • Centrols Comerciales Abiertos
  • Consume bien
  • El Contestador
  • Garantiza
  • Manners World
  • Netiqueta
  • Protocolo y Etiqueta
  • Que Te Apuestas
  • Saber Castellano
  • Saber Estar
  • Spaintessen
  • Teby y Tib
  • Barrio Romántico León
  • Turishop