Protocolo & Etiqueta Utiliza cookies de sesión propias, y cookies de terceros para ofrecer una mejor experiencia a nuestros usuarios. Cookies en Wikipedia Acepto

Protocolo y Etiqueta 2.0protocolo.org

-

-

Admisión de Cónsules, Vicecónsules y Agentes consulares extranjeros. I.

  • Reglamento para la admisión en los dominios de España de Cónsules, Vicecónsules y Agentes consulares extranjeros.

Herramientas

Reproductor VOZ

  • VOZ Voz 


Autor y Fuente

  • Autor

    Antonio de Castro y Casaleiz. 1886.

  • Fuente

    Guía de Protocolo Diplomático.

 

Nota

  • 8958

    Artículos HistóricosAviso: Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia, para conocer la historia y evolución de la sociedad y sus normas. Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte estas ideas u opiniones, que se publican, únicamente, a título informativo.

Reglamento para la admisión de los Cónsules, Vicecónsules y Agentes consulares extranjeros en los dominios de España.

Artículo 1.°

Se admitirán Cónsules y Vicecónsules de las Naciones extranjeras en los puntos de la Península, Islas adyacentes y Canarias que no ofrezcan inconveniente.

Artículo 2.°

En las posesiones de Ultramar sólo se admitirán Cónsules extranjeros en los puertos siguientes:

Puerto Rico. San Juan.

Cuba. Habana. Santiago. Matanzas. Trinidad.

Filipinas. Manila.

Fuera de los señalados, no podrá haber más que Vicecónsules o Agentes nombrados por dichos Cónsules en sus correspondientes distritos y previa la competente Real autorización.

Artículo 3.°

Sólo se admitirán como Cónsules generales los que se nombren con este título para residir en la Corte, siempre que no medie Tratado o Convención expresa que determine alguna excepción a esta regla general.

Artículo 4.°

Solicitarán los interesados la aprobación de S.M., acompañando la Patente o  título que acredite su nombramiento:

1.º Por conducto de su respectiva Legación.

2.° Por la mediación de algún representante de S.M. en el extranjero.

3.° Por la del Capitán General del punto a donde vayan destinados.

4.° Por sí mismos o por persona apoderada al efecto.

Artículo 5.° 

Toda Patente consular será examinada con escrupulosa atención, y si resultare en ella algún vicio esencial que la invalide, se devolverá a la Legación, Autoridad o persona que la hubiese presentado.

Artículo 6.°

Serán devueltas del mismo modo las patentes para Consulados o Viceconsulados de nueva creación, cuando el Gobierno no tenga a bien conceder el Exequátur.

Artículo 7.°

No presentando inconveniente la Patente, se indagará si la persona nombrada reúne la aptitud legal necesaria para ejercer el cargo consular en estos Reinos, pidiéndose a este efecto los debidos informes al Capitán General del distrito y al Gobernador civil de la provincia para los de la Península, Islas adyacentes y Canarias, y para los de Ultramar al Capitán General respectivo. (Formulario núm. 1).

Artículo 8.º

Estos informes se reclamarán igualmente a la Legación de S.M. cerca del Gobierno que haya nombrado al Cónsul, cuando conste o se presuma que éste no es conocido en España, y siempre que su destino sea para algún puerto habilitado de Ultramar. (Formulario núm. 2).

Artículo 9.°

Se dispensará la información previa si no existe sospecha o fundado motivo que mueva a hacer lo contrario en los casos siguientes:

1.° Cuando el nombramiento del Cónsul o Vicecónsul es sólo mera traslación de un punto a otro de la Península, Islas adyacentes y Canarias, o ascenso en la misma o distinta residencia.

2.º Cuando la persona nombrada por el Consulado o Viceconsulado de una Potencia se baile desempeñando igual cargo de otra.

Artículo 10.

Reuniendo la persona nombrada las cualidades necesarias para el cargo consular, le concederá S.M. su aprobación directa o indirectamente, esto es, con el Exequátur Real, a la que fuese nombrada con Patente Real, y con autorización del Capitán General, dada en nombre de S.M., a la que fuese de nombramiento particular.

Artículo 11.

En el Exequátur para los Cónsules y Vicecónsules aislados que sean subditos extranjeros, se prevendrá que en el caso de ejercer el interesado alguna operación de comercio, será tratado, por lo que a ella, respecta, como cualquier otro comerciante extranjero sin distinción alguna. (Formulario núm. 3).

  • Alta el

    07/06/2011

    Modificado el

    14/06/2011

    Contenido ID

Seguir Navegando

Contenido Relacionado

Buscador de Protocolo más de 40.000 entradas


Contenido Relacionado

 

Comentarios

Su opinión es importante. Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Recuerde comentar es gratis, y ayudar a otras personas satisfactorio.

Citas Celebres

    • La mejor manera de corregir las faltas de otros es con tu buen ejemplo. Álavrez Correas.

Preguntas con Respuesta

    • He leído en otra Web, que los cubiertos se dejan en vertical, y paralelos ambos cubiertos. Pero ahora leo en la vuestra, que se dejan ligeramente ladeados a la posición de 45 grados. ¿Cuál es la correcta y cómo se deja el tenedor?

    • Es correcto dejar los cubiertos siempre en paralelo, tanto en posición vertical como a lo que nosotros hemos dado en llamar "las cuatro y veinte" (tomando como referencia las agujas de un reloj); esta última es la más habitual (lo puede comprobar si se fija en un restaurante o banquete al que acuda) y, en cierto modo, la más lógica, ya que dejarlos en vertical obligaría a meter los cubiertos, con su mango, dentro del plato, pues puede a molestar ligeramente al comensal, al tropezar fácilmente con ellos al acercarse a la mesa para tomar la copa u otra acción similar. El tenedor se deja con las púas hacia arriba y el cuchillo con el filo hacia la parte interior del plato.

       

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine. Copyright © 1995-2015

Generado con contentG

Contacto

Algunos contenidos de este portal web están bajo una licencia de Creative Commons. Aviso Legal. Politica privacidad